Por: Randall Corella V. 11 abril, 2014

Randall Chiqui Brenes fue el encargado de marcar el tanto brumoso, un golazo de tiro libre que le evitó una nueva derrota a su equipo..., aunque sumó un juego más sin ganar. Acá se enfrenta a Juan Gabriel Guzmán. | CARLOS BORBÓN
Randall Chiqui Brenes fue el encargado de marcar el tanto brumoso, un golazo de tiro libre que le evitó una nueva derrota a su equipo..., aunque sumó un juego más sin ganar. Acá se enfrenta a Juan Gabriel Guzmán. | CARLOS BORBÓN
“Pese a que seguimos con la racha, lo importante es que hoy (ayer) se mostró otra cara muy distinta”-Randall Brenes, delantero del Cartaginés

Alajuela. A pesar de la mejoría mostrada anoche, el Club Sport Cartaginés se hundió un escalón más hacia el infierno de una racha sin victorias inédita en la historia del club.

Con el de anoche ya son 14 partidos sin ganar los que suma el equipo brumoso, la seguidilla más amarga en sus 108 años de existencia.

Hasta ayer, los 13 juegos sin victoria que habían hilado en las campañas 1992-93 eran el peor recuerdo de los de la Vieja Metrópoli (que entonces, curiosamente, la frenaron con un triunfo ante los manudos).

Anoche fue evidente que tras la salida del técnico Javier Delgado, Cartaginés se ha propuesto enderezar el camino y muchos se esfuerzan por corregir todo lo malo que se ha hecho este olvidable Torneo de Verano.

“El equipo ganó confianza, tras el juego vi a los muchachos con el deseo que se puede salir adelante; también hay que demostrar calidad deportiva, vamos por un camino correcto, pero tenemos que ganar el domingo para poder dar un paso al frente y terminar el torneo como queremos”, afirmó el uruguayo Claudio Ciccia, que ayer se estrenó como técnico en el fútbol nacional.

Para colmo de males, los brumosos cumplieron ayer 16 años sin ganar como visita ante Alajuelense. La última vez que Cartaginés salió con una sonrisa del Alejandro Morera Soto fue el 18 de abril de 1998, desde entonces han pasado 28 partidos, según datos de Cristian Sandoval.

“Seguimos sin ganar, que es nuestra realidad. Hemos hecho buenos partidos y no nos alcanzó, ojalá que este domingo podamos salir de este bache, hoy vi a un equipo aguerrido, con actitud, peleando todos los balones”, aseguró el portero Wardy Alfaro, figura de los brumosos ayer.

No todos son datos negativos para los brumosos. Anoche rompieron una sequía de cuatro años sin marcar un gol en el Morera Soto y seis sin sacar al menos un punto del reducto manudo.