Brumosos aseguran que el mal rendimiento del equipo y la fecha inusual del juego hacen que a falta de cuatro días la venta no caliente

 31 marzo, 2015

Redacción

La preocupación embarga a la dirigencia de Cartaginés, ya que a falta de cuatro días para el juego del próximo sábado ante Alajuelense, a las 8 p. m. en el Fello Meza, no han logrado vender ni 500 entradas.

Alajuelense venció a Cartaginés 6-2, la primera goleada que propinó en el torneo. Armando Alonso intenta controlar el balón ante la marca de Johan Condega (izq.) y Danny Fonseca.
Alajuelense venció a Cartaginés 6-2, la primera goleada que propinó en el torneo. Armando Alonso intenta controlar el balón ante la marca de Johan Condega (izq.) y Danny Fonseca.

La afición brumosa aún no responde previo a un choque clave en lo económico y deportivo, una actitud que según el directivo Otto Patiño comprenden, ya que el mal momento que vive el equipo, sétimo lugar a cinco puntos de la zona de clasificación, y la fecha del partido afectan la taquilla.

"Desgraciadamente la venta de entradas ha sido muy baja, no se han vendido ni 500. Comprendemos la situación y sabemos que la inconstancia del equipo hace que la afición esté fría, además estamos en Semana Santa y mucha gente sale de vacaciones y eso afecta", mencionó Patiño, secretario de la junta directiva.

El dirigente aseguró que esperan que la gente responda a última hora, pero no aspiran a tener un estadio lleno ante los manudos.

"Esperamos que la gente responda al final y tener un estadio al 60% o 70%, pero difícilmente se llenará. Sabemos que los liguistas no van a venir y por eso apelamos a la afición nuestra para que nos ayude ahora más que nunca", agregó el directivo.

Patiño dijo que a inicio de temporada proyectaban ingresos para este tipo de juegos cercanos a los ¢25.000.000, pero ahora apuntan a un máximo de ¢15.000.000, lo que afecta el flujo de caja.

"Teníamos presupuestado contra Saprissa y la Liga taquillas entre los ¢25.000.000 y ¢30.000.000 millones, pero por la irregularidad del equipo y la fecha debemos estar esperando entre ¢10.000.000 y ¢15.000.000. Todo esto golpea y nos afecta el flujo económico y por eso tenemos 15 días de atraso en los salarios con los jugadores", mencionó el secretario.