Los blanquiazules fueron víctimas de su ímpetu por revertir la derrota ante la Liga

Por: Cristian Brenes 16 febrero, 2015
El defensor brumoso Jameson Scott (13) superó la marca de los defensas carmelos y marcó su quinto tanto del Torneo de Verano. | MARCELA BERTOZZI
El defensor brumoso Jameson Scott (13) superó la marca de los defensas carmelos y marcó su quinto tanto del Torneo de Verano. | MARCELA BERTOZZI

Cartaginés pidió perdón tras caer el miércoles anterior ante la Liga 6 a 2 y los jugadores aseguraron que sus hechos en la cancha ante Carmelita respaldarían sus palabras, pero ayer no lograron encontrar las disculpas que tanto buscaban.

El conjunto de Enrique Meza tuvo que conformarse con un empate agridulce 2 a 2 ante los carmelos, un resultado que no alcanzó para cosechar la indulgencia de su afición.

El ímpetu por sacudirse de lo que habían catalogado como “un accidente” a mitad de semana fue su principal obstáculo y jugó en su contra ante un conjunto verdolaga que, sabedor de la desesperación de los locales, esperó pacientemente el error y golpeó cuando tuvo la más mínima oportunidad.

Los dueños de casa salieron con las revoluciones al máximo, dispuestos a quitarse en un minuto y de golpe la presión que los sofocaba, sin embargo, ese fue su principal pecado.

El deseo por llegar rápido al marco rival, quitarse a todos los adversarios que se tenían al frente y abombar las redes hizo que los brumosos no encontraran el fútbol preciso que exhibieron en las primeras fechas.

El nuevo esquema del técnico Enrique Meza, 5-3-2, y los siete cambios que realizó en el once inicial no dieron frutos en el arranque del compromiso.

El timonel mexicano sacudió su alineación, sacó al portero Alejandro Gómez, sacó a Darío Delgado, Michael Barquero, Carlos Johnson, Danny Fonseca, Carlos Hernández y Daniel Quirós, para darle paso a Luis Torres, Juan Diego Madrigal, Erick Cabalceta, Kevin Vega, Mauricio Castillo, Paolo Jiménez y el uruguayo Fabrizio Ronchetti.

No obstante, en la primera parte la revolución del azteca careció de orden y eficacia en el transitar del balón.

Carmelita no desaprovechó el desconcierto de un Cartaginés que por irse al frente en el amanecer del juego dejó espacios, lució partido entre líneas y se vio abajo en el marcador tras un golazo de José Adrián Marrero al 18’.

El tanto carmelo desesperó aún más a los locales, pero su “goleador” Jameson Scott llevó la calma al marcar de cabeza, luego de un tiro de equina de Johan Condega al 29’.

Scott destaca por su juego en defensa, pero ya acumula cinco tantos en el certamen y tomó el estandarte en ataque.

La igualdad permitió ver la mejor versión de los blanquiazules, pero justamente en ese momento los verdolagas volvieron a golpear ante el mínimo descuido de la zaga local. Bryan Orúe definió a placer en el corazón del área al 44’, tras el servicio del atacante Johnny Woodly.

Un balde de agua fría que obligó a Meza a ajustar el accionar de su equipo en el descanso, ordenar las ideas y lanzar a sus jugadores al frente, a tal punto que terminó con cinco atacantes.

La fórmula dio éxito al 71’ y tras las constantes llegadas de Cartaginés, Mauricio Castillo definió de izquierda el servicio de Randall Brenes y puso un poco de calma en las gradas del Fello Meza, aunque no alcanzó para conseguir el perdón, salir con el triunfo y sacudirse los cinco juegos que tienen sin ganar.