Por: Cristian Brenes 23 julio
La afición brumosa respondió en las gradas y aunque no se reveló la recaudación, muchos aficionados llegaron ayer al Fello. | RAFAEL PACHECO
La afición brumosa respondió en las gradas y aunque no se reveló la recaudación, muchos aficionados llegaron ayer al Fello. | RAFAEL PACHECO

Cartago. Cartaginés tuvo un juego muy disputado en la mesa de negociaciones, pero luego de usar todas las tácticas a su alcance, logró llegar a un acuerdo con los acreedores de las dos hipotecas que pesan sobre el Fello Meza para detener el remate del inmueble.

La subasta, pactada inicialmente para hoy a las 10:30 a. m., en el Juzgado Especializado de Cobro de Cartago, ya no se realizará, luego de que ambas partes llegaron a un entendimiento privado, en el que se dio el pago parcial de lo que se adeuda y se estableció un compromiso de los blanquiazules para hacer la cancelación total, en un plazo no revelado.

“Logramos una prórroga para tener un poco más de tiempo y seguir consiguiendo los recursos. Quiero ser claro: el asunto no ha terminado y no se da por concluido. Lo que es una realidad es que mañana (lunes) no tendremos que ir al juzgado y por el momento tenemos un poco más de tiempo”, dijo Luis Fernando Vargas, jerarca del club.

Cartaginés llegó a un punto crítico tras no realizar los pagos respectivos por las dos hipotecas que pesan sobre el reducto, la de primer grado por $150.000 (¢86 millones) y la de segundo por $280.000 (¢160 millones).

Vargas reveló que no tuvieron que recurrir a préstamos privados para lograr el acuerdo, sino que todo fue mediante la campaña de donación que lanzaron, el aporte de patrocinadores y las actividades que realizan, como el juego de ayer ante Guadalupe. En total han recolectado cerca de ¢60 millones.

“Acordamos un plazo de suspensión. En las próximas semanas seguiremos en comunicación y continuaremos buscando los recursos. Tenemos una meta y les hicimos una propuesta de cuándo podría estar el pago”, agregó Rodolfo Freer, secretario de la Junta.

Los brumosos ya efectuaron el pago y enviaron la documentación referente a la segunda hipoteca y hoy a primera hora realizarán el mismo procedimiento con el acreedor de la primera.

El presidente del club indicó que deben seguir enfocados en recaudar más dinero y por lo mismo motiva a los seguidores y empresas a que se unan a su causa. Además, dio a conocer que diferentes equipos les tendieron la mano; incluso, la UCR donará ¢1000 por cada entrada que vendan para el juego que disputarán ambos equipos el próximo sábado a las 4 p. m., en el Estadio Nacional, en el debut de en el Torneo de Apertura.

“Pensamos organizar dos eventos más y debemos seguir en el camino que venimos o nos veremos inmersos de nuevo en estas situaciones. Todo lo que hemos logrado pagar son recursos frescos y nuevos, no financiamientos. No nos queda más que agradecer a la afición nacional y a los patrocinadores nuevos”, finalizó el presidente.

La dirigencia centenaria también tiene otra batalla que superar y es que corren para llegar a un arreglo de pago con la Caja Costarricense de Seguro Social y así lograr iniciar el campeonato.