Atacante es introducido a una cámara especial, en la que se alcanzan tempreraturas de -120 °C o -130 °C, un proceso que acelera la rehabilitación

Por: Cristian Brenes 3 diciembre, 2015
Jugadores brumosos y morados le dieron apoyo a Rándall Brenes, quien tuvo que salir en camilla tras una caída aparatosa. | RAFAEL PACHECO
Jugadores brumosos y morados le dieron apoyo a Rándall Brenes, quien tuvo que salir en camilla tras una caída aparatosa. | RAFAEL PACHECO

Cartago

En Cartaginés apuran el paso y hacen "todo lo humanamente posible" para recuperar a su goleador Randall Brenes, de cara al juego crucial del domingo ante Uruguay, a las 4 p. m.

El apuro por no quedarse sin los goles del Chiqui hizo que el cuerpo médico blanquiazul optara por aplicarle un tratamiento innovador en el país, que consiste en introducir al jugador en una cámara especial, en la que se alcanzan temperaturas muy bajas para regenerar más rápido la zona afectada, tras la contractura en la zona cervical que sufrió luego de la aparatosa caída que tuvo ante Saprissa.

"Con Rándall se está utilizando un método que se llama criosauna, donde se mete al futbolista en una cámara en la que se alcanzan temperaturas de -120°C o -130°C por espacio de dos o tres minutos. Se ha visto que este proceso es un excelente antiinflamatorio, analgésico y regenerador de tejidos", señaló el médico del conjunto brumoso, Allan Soto.

Según Soto, este centro médico (Holística) al que asisten es el único que realiza este procedimiento en Costa Rica, a diferencia de lo que pasa en Europa, en donde es utilizado por los grandes equipos.

"La recuperación de una lesión como esta puede andar en dos o tres semanas, pero con este tratamiento que usan los equipos europeos vamos a acelerar sustancialmente el proceso de recuperación", agregó el galeno.

Los cuidos para Brenes no se quedan ahí, sino que recibe terapia a doble sesión y masaje especial, a cargo del fisioterapeuta del equipo, Javier Salazar.

La necesidad por habilitar al Chiqui es total en la Vieja Metrópoli, al igual que con Fabrizio Ronchetti, quien sufrió una conmoción cerebral ante los morados, ya que entre ambos acumulan el 46% de los goles del equipo; siete Brenes y seis el charrúa.

"Sería importantísimo contar con Rándall y con Fabrizio porque son jugadores que están marcando la diferencia en el club. Este no será un partido fácil y vamos a tener que luchar hasta el final", señaló Danny Fonseca.

"Recuerdo que cerca de la fecha ocho en todas las conferencias me preguntaban qué le pasaba a mis delanteros porque no anotaban y hoy ellos han marcado más goles que otras delanteras. Están haciendo un buen torneo y por supuesto que los necesitamos", afirmó el técnico César Eduardo Méndez.

Pese a esto, el panorama solo parece estar claro para el uruguayo, luego de que ayer entrenara de forma diferenciada, caso distinto al Chiqui, quien aún sigue sin trabajar en cancha.

Ambos jugadores se mantendrán bajo observación y trabajarán a marchas forzadas, aunque para Méndez es primordial que a más tardar este sábado se tenga claridad de las posibilidades de ambos o los descartaría.

"Se dará el tiempo prudencial como para tener un equipo trabajando, que sepa que sale desde el inicio a jugar el domingo. No podemos esperar hasta el día del juego en la mañana, necesito respuestas antes y si no las hay, cuento con otros jugadores", concluyó el timonel.