Brumosos cambiaron de primer vicepresidente, tesorero y vocal. Tres nuevos integrantes llegan a 'impulsar en la parte financiera', según Luis Fernando Vargas, presidente del club

Por: Cristian Brenes 20 octubre
Luis Fernando Vargas se mantiene al frente de la directiva de Cartaginés, como el presidente del club.
Luis Fernando Vargas se mantiene al frente de la directiva de Cartaginés, como el presidente del club.

Cartaginés está urgido de salir de la crisis económica que lo golpea con fuerza y una de las medidas que adoptó el club es la incorporación de tres empresarios a la junta directiva, en procura de "impulsar en la parte financiera" de la institución.

Los brumosos efectuaron el cambio en la primera vicepresidencia, puesto en que Alberto Jara sustituye a Federico Castillo; en la tesorería, Emanuel Varela en vez de Alexánder Araya; y en la vocalía, Carlos Marín ocupa la silla de Enrique Quique Salas.

Las tres plazas fueron dadas a comerciantes de la zona con experiencia en negocios, quienes ya eran cercanos a la dirigencia y habían colaborado con anterioridad, según indicó Luis Fernando Vargas, jerarca del club.

"La idea es acercar a gente con un poco más de experiencia en lo empresarial, para buscar colaboración directa con el equipo con más contactos y darnos una guía y visión diferente del club. No quiero que se tergiverse la situación con los que salieron, porque dieron muchos aportes y fueron muy importantes. Sin embargo, conscientes de la situación económica del club, cedieron sus campos", manifestó.

Vargas explicó que los tres miembros anteriores pusieron su puesto a disposición por diferentes factores, aunque el principal fue dar espacio a personas que tienen el conocimiento y las herramientas para dar un vuelco a lo que viven.

El presidente agradeció a sus antiguos compañeros y descartó roces internos. Por el contrario, el atribuye las modificaciones únicamente al tema de la crisis.

"Si hubiéramos estado en una situación diferente, estos cambios no se hubiesen dado o se darían a más tiempo. Sin embargo, estamos buscando mejorar la situación financiera del equipo", señaló.

Incluso, Federico Castillo reveló que dio un paso al costado luego de que Jara se lo solicitara a cambio de aportar lo correspondiente al pago de un mes de la planilla deportiva, y así evitar que los jugadores se fueran a huelga, ante los atrasos salariales que persisten.

El presidente de los centenarios confirmó la versión y detalló que otros allegados a la Junta también aportaron para cumplir con la exigencia de los futbolistas, a quienes se les debía entre dos y tres meses de sueldo.

"En el caso de Alberto, no es prestamista, nos facilitó ciertas inversiones en condiciones que solo alguien que quiere ayudar lo hace, porque han sido sin intereses y con garantía de palabra, nada más. No es nuevo, tiene cierto tiempo con nosotros. Hizo inversiones, las quiere cuidar y por eso quiere estar más metido y velar más por todo lo que ha dado", indicó.

En lo que respecta al extesorero, Vargas dijo que salió por una oportunidad laboral que le impedía mantenerse, mientras que el vocal tenía proyectos personales que atender.

La directiva está facultada para efectuar estas tres modificaciones sin necesidad de realizar una asamblea, aunque de requerir un movimiento más, deberá convocar a reunión a sus accionistas

Vargas descartó más movimientos y también negó que se dé la salida de Joseph Ramírez, gerente general de Cartaginés, quien ha recibido cuestionamientos a su labor por parte de un sector de los socios.