Brumosos recibieron el 70% de los goles del torneo en los primeros tiempos y saben que está prohibido pecar de la misma forma ante Herediano este jueves

Por: Cristian Brenes 2 noviembre, 2016

El despertador de Cartaginés parece no sonar a tiempo, previo a los juegos en el Torneo de Invierno y esto hace que los brumosos entren dormidos o soñolientos en este certamen.

Los blanquiazules recibieron el 70% de sus anotaciones en los primeros tiempos (16 de 23), de los cuales el 31% (7) cayeron entre el minuto cero y el 15', 4% (1) entre el 15' y el 30' y 35% (8) entre el 30' y el 45'.

Realidad muy distinta a lo que ocurre en los complementos, ya que del 45' al 60' no les abombaron las redes, mientras que del 60' al 75' encajaron 17% (4) de los goles y del 75' al 90' 13% (3).

Esta situación tiene sumamente preocupado a Jeaustin Campos, quien no esconde que el mal que los afecta los pone en alerta y más aún si se toma en cuenta que en los últimos dos compromisos (Liberia y Pérez Zeledón), su equipo se fue al descanso con desventaja de mínimo dos tantos.

"Estoy disgustado porque no es posible que tengamos estas desatenciones o esa pasividad en los primeros tiempos. Los 90 minutos son cruciales, pero no es lo mismo ir abajo en el marcador que llevar las riendas del juego y no complicarnos como pasó contra Liberia y Pérez Zeledón", manifestó ]Campos.

Los jugadores de los centenarios reconocen sus errores y aceptan la responsabilidad de una situación que consideran imperdonable y más aún si se toma en cuenta que este jueves se miden a Herediano y que están al borde de amarrar el boleto a la cuadrangular, donde se medirán a oponentes que no perdonan.

"Este equipo no puede venir en la mayoría de partidos desde abajo. Es preocupante y debemos trabajar en solucionar esto para lo que viene. A un equipo como Herediano, si se le da la oportunidad de que te haga dos goles difícilmente se puede reaccionar", agregó Rándall Alvarado.

Campos le hace un pedido explícito a sus futbolistas para erradicar por completo las desconcentraciones e incluso les recordó que están en una etapa en la que se juega mucho y con mucha más razón la actitud debe ser totalmente distinta.

"Tenemos que meternos dentro del partido desde el calentamiento y pelear como se hace en las finales. Ante Herediano es un juego decisivo y hay que encararlo como tal, no podemos darnos permisos porque no nos perdonan. Esto no tiene que ver con la parte táctica, la toma de decisiones o el talento, sino que va por el temperamento, actitud y determinación", concluyó el estratega de Cartaginés.

Los brumosos tendrán una prueba de fuego este jueves ante los florenses para dejar ver si ajustaron su despertador y entran alertas a los compromisos.