Por: Cristian Brenes 25 abril, 2015

El atacante de Cartaginés, Andrés Lezcano, no entrenó con los brumosos ayer, ya que previo a la práctica se le comunicó que la junta directiva lo envió a vacaciones por una semana.

Pese a que la medida resulta extraña, los encargados del equipo aclararon que no es un castigo y que tampoco están pensando en separarlo –le resta un año de contrato–.

Según dijeron, le están dando espacio para que se desintoxique, ya que Lezcano dijo no sentirse bien por lo que ocurre en lo deportivo y económico.

El atacante deberá presentarse el próximo lunes a la sesión nocturna de la dirigencia para conversar a fondo el tema, por lo que no será de la partida ante Herediano para el juego de hoy.

Lezcano aún tiene un año de contrato con el club brumoso. | ARCHIVO
Lezcano aún tiene un año de contrato con el club brumoso. | ARCHIVO

“Aclaro que fue una decisión de la junta directiva, el jugador no pidió nada... Andrés me manifestó que estaba con los ánimos bajos por todo lo que está pasando, ya que hasta un sector de la afición se metió con él contra Saprissa”, indicó Luis Fernando Vargas, vicepresidente papero.

El directivo agregó que pretenden conversar a fondo con Lezcano para saber si desea continuar en la institución.

“Somos abiertos, él tiene contrato y si no quisiera mantenerse lo analizaremos”, señaló Vargas.

Por su parte, el ariete reaccionó con asombro y dijo desconocer las razones, ya que su idea era intentar cerrar bien el torneo.

“En la carta que me entregaron no se me indican los motivos, solo me citan a una reunión para para analizar mi situación; solo me queda esperar a ver qué pasa el lunes”, expresó el atacante.

Etiquetado como: