18 julio, 2014

Cartago. Con el dinero que recibirá el Cartaginés por la participación de la Selección en el Mundial, el club espera pagas las deudas que arrastra desde hace ya varias temporadas.

El aforo del estadio Fello Meza ronda las 8.300 personas, pero la directiva brumosa quiere aumentar su tamaño en sombra y el suroeste. | RAFAEL PACHECO
El aforo del estadio Fello Meza ronda las 8.300 personas, pero la directiva brumosa quiere aumentar su tamaño en sombra y el suroeste. | RAFAEL PACHECO

Parte de los recursos de ese premio se destinarán al déficit que arrastran los brumosos por las bajas taquillas del torneo anterior, a las deudas por la hipoteca que pesa sobre el estadio Fello Meza y el pago por sentencia judicial que se le debe realizar al exjugador uruguayo Diego Vitabar.

Así lo informó el presidente del cuadro de la Vieja Metrópoli, Daniel Vargas, quien indicó que tienen la esperanza de que el monto que les toque les alcance para dejar atrás las deudas.

“Nos alcanzará para borrar los números en rojo que tenemos en el momento y nivelarnos económicamente para trabajar más tranquilos”, aseguró Vargas.

Sin embargo, el jerarca brumoso confía en que no se agote el dinero, a pesar de enfrentar esos pagos.

“Hemos presentado a los compañeros de junta directiva dos proyectos: primero, construir una nueva gradería en el sector suroeste y la instalación de butacas numeradas, en la gradería de sombra”, apuntó el titular.

Vargas, indicó que en partidos clase A el estadio se les hace pequeño pues la capacidad es de 8.300 aficionados por lo que con estas medidas aumentarán su aforo.

Sobre las butacas numeradas, considera que habrá mayor orden y confort para todos los socios.