Por: Cristian Brenes 15 noviembre, 2016
Santos derrotó a Cartaginés 2 a 3 en la última fecha del Torneo de Invierno y dejó fuera de la cuadrangular a los brumosos. | RAFAEL PACHECO
Santos derrotó a Cartaginés 2 a 3 en la última fecha del Torneo de Invierno y dejó fuera de la cuadrangular a los brumosos. | RAFAEL PACHECO

Cartago. Quedar fuera de la cuadrangular cayó como un balde de agua fría en Cartaginés, no solo por la desilusión de fallar cuando tenían todo a su favor, sino porque al no clasificar, se quedaron sin al menos ¢120 millones.

La dirigencia centenaria proyectaba que podía recaudar esta cifra por taquillas e incluso llegar a ¢150 millones, dinero que hubiera llegado a aliviar el complicado presente financiero que vive la institución.

Si bien es cierto, Luis Fernando Vargas, jerarca de los centenarios, señaló que nunca llegaron a contar lo que entraría por la segunda fase, es una realidad que necesitaban esos recursos para estabilizarse.

“Con este dinero, nos hubiéramos podido estabilizar y hubiera sido un respiro muy grande para la situación que tenemos, pero ya no podemos ponernos a llorar y hay que buscar la forma de reemplazarlo. Podíamos mejorar, pero no agravar porque es algo que no estaba contemplado”, dijo Alexánder Araya, tesorero brumoso.

Araya agregó que aún existen atrasos salariales, pero esperan que lo que ocurrió no derive en más complicaciones.

El encargado de manejar las finanzas dice estar confiado en los recortes que vienen realizando y en los aportes de los patrocinadores que tiene el club.

“Se les debía menos del 40% de último pago, pero los jugadores han sido muy solidarios con la Junta, porque no es que no se les quiera pagar, sino que no se han generado los recursos suficientes para cubrirles”, manifestó.

Pese a esto, en la Vieja Metrópoli dejan claro que necesitarán seguir bajando el presupuesto para mantenerse a flote, lo que hace prever que para el Verano 2017, no podrán sacar la billetera a nivel de contrataciones.

“Desde que esta Junta Directiva asumió de forma interina, fue un compromiso tirar la planilla hacia la baja y aún requerimos ajustar más. Espero que no sea necesario renegociar a la baja el tema de las renovaciones que ya se hablaron”, concluyó.