El charrúa Diego Vitabar demandó al club ante los tribunales y ganó

 26 abril, 2014

Cartago. Ni el más acendrado aficionado del Cartaginés quizá recuerde al jugador uruguayo Diego Vitabar, quien militó por un breve periodo con el cuadro brumoso a inicios de la temporada 2007.

El volante uruguayo Diego Vitabar se incorporó al Cartaginés a finales del 2007. Por aquel entonces el charrúa tenía 20 años. | ARCHIVO/MANUEL VEGA
El volante uruguayo Diego Vitabar se incorporó al Cartaginés a finales del 2007. Por aquel entonces el charrúa tenía 20 años. | ARCHIVO/MANUEL VEGA

Pues a ese jugador, la institución cartaginesa, deberá pagarle alrededor de 30 millones de colones ($53.000), al ordenarlo así la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia de nuestro país.

Tanto los jueces, como los magistrados, consideraron que el futbolista había sido despedido, sin cancelarle los derechos establecidos en el contrato.

El caso lo había perdido el Cartaginés en primera y segunda instancia en el Juzgado y Tribunal Civil de Cartago, por lo que apelaron la sentencia en la Sala Segunda, pero la volvieron a perder.

El secretario brumoso y abogado de profesión, Otto Patiño, dijo que esta fue una “herencia” de administraciones anteriores y que buscan la manera de cómo enfrentar ésta erogación que estaba fuera de presupuesto y que los afectará económicamente.

Patiño, manifestó extrañar que este jugador extranjero fuera a los tribunales comunes y no como indica la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) que se debe agotar la vía administrativa a través de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

Vitabar llegó en diciembre del 2007 al club blanquiazul, procedente del Atlética Sudamérica de la Primera División de Uruguay.

Pese a que la mayoría de páginas de datos deportivos como soccerway y transfermarket registran el paso del uruguayo con el Cartaginés, no fue posible encontrar los minutos disputados por el jugador, ni la cantidad de goles logrados.

Sin embargo, en el archivo de La Nación , aparece que actuó en varios partidos y que anotó en un juego ante el extinto Brujas en el 2008.

El vicepresidente del club, Carlos Loría, se mostró dolido por la condena e indicó que “fue culpa de las pasadas administraciones”.