El abogado brumoso, Rodolfo Freer, asegura que el club no tiene ninguna culpa por las lesiones que sufrió Esteban Araya durante la gresca entre barras. El jurista del aficionado valora demandar al club por las dolencias sufridas

Por: José Pablo Alfaro Rojas 7 septiembre

Si el aficionado brumoso agredido en las afueras del Fello Meza demanda al Cartaginés, como anunció su abogado, el club blanquiazul respondería con una contrademanda.

El abogado del Cartaginés, Rodolfo Freer, enfatizó que esta determinación la tomarían solo en caso de que Esteban Araya, quien perdió el 30% de su cráneo y tiene problemas para hablar, decida llevar al club a los tribunales; el jurista que lleva el caso del joven agredido, Erick Varela, dijo a La Nación que valoraban esa posibilidad.

Varela manifestó que la agresión contra su representado se pudo evitar si el equipo brumoso hubiera cumplido el plan de seguridad; también anunció que podrían demandar a la Unafut y a Fuerza Pública, pues consideran que el ente que rige el fútbol no debió haber permitido que se realizara el juego.

En tanto, a Fuerza Pública le cuestiona no haber intervenido en el choque entre las barras, pues asegura que hay hasta 18 testigos que observaron cómo los policiales se negaron a detener el conflicto.

El departamento legal de los blanquiazules afirmó que el club no tiene ninguna culpa por lo que sucedió en el juego, ya que los hechos acontecieron en las afueras del Fello Meza. A la vez, recalcó que en las tomas se observa cómo el joven agredió a miembros de la barra rival antes de ser golpeado.

Cartaginés contratacaría con una demanda contra Araya con el argumento de que afectó la imagen del club al participar en la gresca.

"Valoraríamos sentar responsabilidades en contra del muchacho porque debido a la actuación de él y de la barra el nombre de Cartaginés se ha visto manchado. Hemos tenido que incurrir en gastos, hemos vista afectada nuestra imagen. Tan repudiado fue el hecho protagonizado que la misma barra (Fuerza Azul) decidió disolverse, no tenemos ningún tipo de responsabilidad", recalcó Freer.

Sobre los argumentos que valora el representante del aficionado, Freer insiste en que, "el plan de seguridad que presenta Cartaginés es para el manejo dentro del estadio, a quien corresponde la custodia de los sitios públicos es a la Fuerza Pública; incurriríamos en una ilegalidad si le decimos a los funcionarios privados que vigilen la seguridad".

Mientras tanto, en la Unafut aseguran que no se van a referir al caso hasta que les notifiquen sobre si existe la demanda, pues el vocero del ente, José Pablo Molina, dice que se enteraron del hecho por La Nación.

"Esperamos que nos llegue una notificación oficial. Nuestro departamento legal, tanto los fiscales como el departamento en general, está listo para hacerle frente", agregó Molina.

Una posición similar tiene Fuerza Pública. Según el vocero de la entidad, Carlos Hidalgo, están preparados para afrontar la posible demanda de Araya.

"No nos vamos a referir. Si va a demandar, que lo haga, tenemos muchos argumentos para plantear una defensa", recalcó Hidalgo.

Etiquetado como: