3 octubre, 2014

Cartago. Tras el trajín de tener tres partidos de alto nivel en ocho días, Cartaginés ve beneficiosa la presente “semana larga”, sobre todo para pulir su falta de contundencia frente al arco rival.

Además, recuperar la parte física de los jugadores es también esencial antes de comenzar a corregir en lo técnico-táctico.

“Trabajamos en el reacondicionamiento físico y más en la definición, ya que creamos muchas oportunidades, pero no las concluimos lo que es un elemento a solucionar”, mencionó el técnico brumoso, Mauricio Wright.

Los blanquiazules tienen varias opciones en la ofensiva como son Andrés Lezcano, Daniel Quirós y Luciano Bostal, pero fueron los volantes y defensores los que les anotaron más en lo que va del Torneo de Invierno 2014.

Los delanteros llevan cuatro; el resto de las posiciones, seis.

Al contrario la defensa brumosa es una de las más duras de sobrepasar, pues tiene solamente cuatro tantos en contra. La Liga permitió solo tres, pero en siete encuentros, mientras que los brumosos ya jugaron nueve.

Wright insiste que este tipo de detalles son parte de “un equipo en construcción”, al contrario de otros clubes que arrastran trabajo desde hace temporadas.

Acerca de su próximo rival, Uruguay de Coronado, el estratega afirma que será un rival complicado, con un gran técnico como Carlos Watson, el cual mantiene una dura la lucha por salir de los últimos lugares, lo que lo hace más peligroso.

Los lecheros enfrentarán este compromiso bajo un ultimátum que recibieron por parte de su Junta Directiva, en el cual deben sumar sí o sí en los próximos duelos.

Jameson Scott se convirtió en pilar en la zaga de Cartaginés. | ARCHIVO
Jameson Scott se convirtió en pilar en la zaga de Cartaginés. | ARCHIVO

“Ese no es asunto que a mí me incumba”, añadió Wright.