En esa necesidad de puntuar apareció como figura el delantero Olman Vargas.

Por: Fiorella Masís 2 septiembre
Olman Vargas festeja una de las dos anotaciones que concretó ante Guadalupe, en el estadio Fello Meza.
Olman Vargas festeja una de las dos anotaciones que concretó ante Guadalupe, en el estadio Fello Meza.

Carmelita volvió a la vida. Por primera vez en el Torneo de Apertura sacó una victoria y al mismo tiempo eso le permitió salir del sótano, ahora ocupado por Cartaginés, aunque los brumosos tienen un partido menos y enfrentan el domingo a Liberia en el Fello Meza (4 p. m.).

Precisamente fue en ese estadio, que fungió como casa carmela, donde el conjunto de Guilherme Farinha encontró las tres unidades, gracias al triunfo de 3-1 ante Guadalupe.

En esa necesidad de puntuar apareció como figura el delantero Olman Vargas.

El experimentado futbolista se anotó un doblete a su cuenta, ambos tantos en momentos determinantes del cotejo.

Su club manejó las acciones desde el inicio, pero hasta el 39' apareció el primer gol.

Vargas remató fuerte y cruzado dentro del área, imposible para el guardameta Jorge Jara.

Guadalupe mantuvo el compromiso cerrado con un disparo de Daniel Quirós, colocado al palo izquierdo de Luis Sequeira, en el minuto 66.

Pero la alegría de los visitantes duró muy poco y aparecieron los fantasmas que también los mantiene en lo más bajo de la tabla junto a Cartaginés.

Vargas emergió de nuevo con un efectivo cabezazo tras centro de Carlos Montenegro, en el minuto 67, para anotar.

Los alajuelenses se acercaban a su anhelada victoria, confirmada después por el tercer tanto, en pies de Ignacio Quesada, quien robó un balón en la salida de Guadalupe.

El futbolista bañó al portero Jara y puso sentencia en el 77'.

Etiquetado como: