Por: Davis Castillo 24 abril, 2016

Lo que parecía impensable sucedió y Carmelita salvó la categoría al derrotar 1-0 a Santos en el Ebal Rodríguez, mientras que un Uruguay sin alma perdió en casa ante la Universidad de Costa Rica.

El conjunto lechero se dejó morir y acabó la Liga de Ascenso.

Por su parte, en el Edgardo Baltodano, Liberia dividió honores ante Saprissa. En el Morera Soto, Alajuelense goleó 3-1 a Cartaginés y Herediano se dejó el primer lugar al derrotar 1-0 a Belén.

Así las cosas, las semifinales serán Saprissa-Alajuelense y Herediano-Belén.

¡Se salvó!

El equipo de la barriada logró la hombrada en Guápiles con una merecida victoria de 1 por 0 y aprovechó el traspié de Uruguay para lograr la permanencia en la máxima categoría.

Carmelita fue superior a Santos y reflejó en la cancha el crecimiento mostrado en las últimas jornadas.De la mano de un gran Carlos Hernández en la generación, un pícaro Adrián Marrero por el costado y un peligroso Johnny Woodly, se apoderó del cotejo.

Sumado a la seguridad mostrada por Víctor Bolívar en el arco y una defens bien parada atrás.En la primera mitad, Santos sostuvo la redonda e impuso el ritmo del juego hasta el minuto 15, pero luego, la artillería carmela empezó a calentar y a poner en aprietos a la zaga guápileña.

La propuesta ofensiva verdolaga se desarrolló mediante dos vías: los pases a profundidad de Carlos Hernández, que tenía el claro objetivo de filtrar sus pases a las espaldas de los centrales santistas y el juego a velocidad por los costados, con Adrián Marrero como referente en las transiciones.

Aunque en los primeros minutos, Bolívar tuvo dos intervenciones claras tras sendos remates de Burke y Ordian, luego fue Carmelita el que empezó a generar ocasiones de gol.

Woodly desaprovechó una gran acción individual de Marrero al rematar muy suave dentro del área y César López tuvo el espacio para perforar la red, sin embargo, su remate salió muy desviado.

Fue al minuto 27 cuando Hernández remató fuerte y de seguido desde afuera del área para anotar un golazo y darle la ventaja a los carmelos.

El volante corrió hasta donde se ubicaba un pequeño pero bullicioso grupo de seguidores de la barriada para celebrar el gol que hasta ese momento significaba la permanencia en la Primera.

En la complementaria, Carmelita dominó las acciones desde el pitazo inicial, no obstante, le costó demasiado mandar a la red las ocasiones de gol.

Woodly pegó un disparo desde el punto de penal en el palo perdonando a los santistas y luego Eduardo Gómez remató de derecha tras un tiro de esquina y su remate también dio en el horizontal.

El técnico Johnny Chaves adelantó líneas en busca del empate sin encontrar la profundidad necesaria para superar a Bolívar.Carmelita en cambio, se dedicó a contragolpear y estuvo cerca de aumentar la cuenta.

Al final, la algarabía fue total. Llanto, gritos en las gradas, Carmelita es de Primera.

Carmelita lució claro, confiado y solvente para demostrar que merecía continuar en la división de honor.