9 diciembre, 2015
El equipo caribeño evidencia estar unido, como lo mostró en una práctica de la semana pasada, en el Juan Gobán. | RODOLFO MARTÍN
El equipo caribeño evidencia estar unido, como lo mostró en una práctica de la semana pasada, en el Juan Gobán. | RODOLFO MARTÍN

Limón

Carlos Pascal, presidente de Limón FC, admite que con coraje y buen fútbol, el equipo sobrepasó lo que cualquier persona podía pensar al arranque de este Invierno 2015.

El dirigente afirmó que el objetivo era estar lo más alejado posible del descenso, pero jamás pensó en disputar un boleto a las semifinales.

“De acuerdo con el plantel con el que se inició el torneo, nuestras metas eran no descender y posicionarnos por lo menos en la mitad de la tabla. Ahora me siento muy feliz porque las expectativas se superaron gracias al esfuerzo de los jugadores y el cuerpo técnico”, dijo.

La Tromba del Caribe procura volver a semifinales, pues la última vez que lo hizo fue en el Invierno 2012, cuando quedó eliminada por Alajuelense con marcador global de 1-0.

Para seguir sorprendiendo, los limonenses buscarán el boleto hoy a las 3 p. m. ante Pérez Zeledón, en San Isidro de El General.

No dependen de ellos mismos, pues necesitan que Cartaginés no le gane a la Liga, ya que los brumosos tienen 35 puntos, uno más que los verdiblancos.

Limón avanza si gana y los blanquiazules no triunfan. También obtiene el boleto si empata y los brumosos pierden, pues tiene mejor gol diferencia.

Por su parte, el entrenador Horacio Esquivel destacó que la fórmula para el éxito radica en la buena adaptación entre los jugadores jóvenes y los veteranos.

“Lo que hice fue amalgamar la dinámica y juventud de los debutantes con la experiencia de los que ya estaban, como Kareem (McLean), Scott (Erick), Maitland (Esteban) y Espinoza (Alexánder), todos cédula 7”, dijo.