Lateral le dio victoria a Cartaginés para superar grave error entre Darío y Torres

Por: Miguel Calderón S. 12 octubre, 2015
Darío Delgado (12) desvía el balón y lo envía al fondo de la red. El portero Luis Torres trató de despejarlo, pero falló en el intento. Fue el empate parcial para Belén en el minuto 49 de partido. | ANDRÉS ARCE
Darío Delgado (12) desvía el balón y lo envía al fondo de la red. El portero Luis Torres trató de despejarlo, pero falló en el intento. Fue el empate parcial para Belén en el minuto 49 de partido. | ANDRÉS ARCE

Heredia

Cartaginés va al paso de un alpinista calculador, frío y sin titubeos, firme en cada escala, capaz de reponerse de una caída y con una notable mejoría en el rendimiento.

Los brumosos escalaron ayer a la sétima posición de la tabla gracias al valioso triunfo de visita ante Belén, 1 a 2, pese a sufrir un traspié en pleno juego por el grave error entre el defensor Darío Delgado y el portero Luis Torres, que le costó el empate parcial en el minuto 49.

El cuadro de la Vieja Metrópoli ganó con justicia pues fue el equipo que llevó siempre los hilos del partido y que propuso para llevarse los tres puntos.

Mientras, Belén apeló en exceso al recurso del pelotazo y, en muchas ocasiones, a los balones sin sentido, muy largos para los atacantes Diego Madrigal y Leonardo Adams.

El conjunto de César Eduardo Méndez gustó más allá de la pifia circunstancial de su defensa, por falta de comunicación entre Delgado y Torres, que dejó muy mal parado al segundo y que le dio vida a los belemitas, apenas en el arranque del complemento.

El triunfo se labró con el juego de toque y sociedad, sobre todo en la media cancha con el equilibrio de Juan Gabriel Guzmán y José Eduardo Leiva, y los desbordes de Paolo Jiménez, así como el adelantamiento de la línea defensiva que permitió achicar.

Producto de eso, y gracias a un balón largo de Jiménez a Fabrizio Ronquetti, llegó el primer gol.

El pelotazo a las espaldas de los zagueros dejó al uruguayo cara a cara con el meta Anthony Vargas, quien no pudo repeler el potente remate, en el 45’.

Para la segunda mitad, y con el marcador igualado, el cuadro blanquiazul siguió al frente, con el balón a su poder y se encontró el segundo tanto por medio de la táctica fija, en el minuto 60.

Guzmán le marcó el movimiento a Carlos Johnson al primer poste y este no desaprovechó. El cabezazo fue fuerte e imposible para Anthony Vargas.

Belén tuvo un chance al final para empatar, pero más por suerte que por virtud.

Los cartagineses, por su parte, cortaron una racha de 15 juegos sin vencer como visitantes.