Volante asegura que pidió salir del club por la situación económica y que no jugó al final por estar lesionado

Por: Kenneth Hernández Cerdas 28 abril, 2015
Carlos Hernández realiza un pase con la marca del universitario Paulo Rodríguez, durante el primer tiempo entre Cartaginés y la UCR.
Carlos Hernández realiza un pase con la marca del universitario Paulo Rodríguez, durante el primer tiempo entre Cartaginés y la UCR.
"No podía arriesgarme a jugar con una lesión grave, tengo que pensar en mi futuro"

El mediocampista Carlos Hernández cerró su etapa como jugador del Cartaginés, club del que asegura salió en buenos términos, pese a experimentar situaciones complicadas en el plano económico.

En entrevista con La Nación, el futbolista afirmó que los últimos partidos no los disputó por una lesión que lo marginó del campo y no precisamente "porque no quería jugar más en el club, como muchos han dicho".

Según Hernández la apretada condición financiera de la entidad brumosa generó situaciones extremas, entre ellas, el que él no pudiera ser tratado como debía de una dolencia que lo sacó del campo de los partidos ante Saprissa y Herediano.

"En el club pasaron cosas bastante difíciles que uno como jugador no esperaba. Me voy con una espinita porque teníamos muy buenos jugadores para pensar en el campeonato", indicó.

Carlos Hernández realiza un pase con la marca del universitario Paulo Rodríguez, durante el primer tiempo entre Cartaginés y la UCR.
Carlos Hernández realiza un pase con la marca del universitario Paulo Rodríguez, durante el primer tiempo entre Cartaginés y la UCR.
"No podía arriesgarme a jugar con una lesión grave, tengo que pensar en mi futuro"

Asimismo, el futbolista se refirió a hechos que provocaron dificultades en lo personal y colectivo.

"No quiero hablar mal y por eso doy solo dos ejemplos de lo que pasó. Fue muy duro ver que un compañero no tenía dinero para desayunar o almozar, así no puede estar mentalmente bien él ni uno, recalcó.

Hernández añadió: "A lo último se dijo que yo ya no quería jugar porque tenía otro equipo cuando la realidad es que tengo una contractura en el aductor y ni siquiera tenían un canje o plata para hacerme un ultrasonido, entonces yo no podía jugar porque no sabía que tenía. Ya se había vencido el crédito en la clínica", explicó.

El jugador dijo que una de las posibilidades era pagar de su bolsillo el examen médico pero "a como estábamos económicamente no era posible. Ahora que estoy fuera del club me tocará hacerlo".

"Si no nos pagaban porque decían que era porque la afición no llegaba, imagínese ahora cuando el equipo no esté jugando y salga a vacaciones. Yo pensé en todo eso y preferí salir del equipo", añadió.

Por último, el exbrumoso señaló que es agente libre y como tal escuchará ofertas para analizar a qué plantel se vinculará para el segundo semestre del año. No descartó jugar en el extranjero, específicamente en el balompié mexicano donde existe un acercamiento para llegar, eventualmente, a un cuadro de la Liga de Ascenso.

"Salgo agradecido del Cartaginés, con mis compañeros y con algunos directivos, así como Claudio Ciccia y Martín Arriola que siempre me apoyaron", concluyó.