Carlos Pascal, presidente, dijo que un quinto o sexto puesto es una buena posición

Por: José Luis Rodríguez C. 14 agosto, 2014

Haciéndole caso a la razón, más que a la ilusión, Carlos Pascal, presidente de Limón, aceptó que las aspiraciones del equipo para el próximo Campeonato de Invierno están en conseguir una quinta posición.

Pascal considera que llegar a dicho puesto es la segunda de las prioridades para los caribeños.

“Limón siempre va a entrar a luchar por continuar en la categoría, es lo que siempre buscamos, y después de eso trataremos de estar lo más arriba posible y, si se puede, clasificar, que es lo que quieren todos los equipos”, expresó Pascal.

La apuesta suena conformista, pero válida si se toma en cuenta que para este torneo los refuerzos fueron pocos, quebrando la tónica de los equipos que pretenden llegar a semifinales hasta con 14 arribos.

Según un recuento hecho por Pascal, solo cinco nombres aparecen como recién llegados.

Henry Cooper, quien estuvo en segunda división de México, y Winston Parks, que regresa tras jugar con Siquirreña, son las cartas más importantes del equipo.

Otro refuerzos son Richard Castañeda, César López y Jake Bedford, quien proviene del fútbol universitario estadounidense.

“Bedford es de Limón... también subimos a varios muchachos del alto rendimiento”, añadió Pascal.

Limón ahora cuenta como técnico con Rónald La Bala Gómez, al que se intentó localizar desde el jueves, mas no atendió llamadas.

La tarea de Gómez es tratar de disipar las dudas que ha dejado el club en los últimos torneos, siempre con la amenaza del descenso.

Para cumplir su misión Gómez debe amalgamar de nuevo a hombres como Kurt Bernard, interminable cerebro de Limón y ejemplo de amor a la camiseta; Kareem McLean, Joseph Centeno, Jesús Camacho, Albin Bennett, Lemark Hernández y Fabián Rojas.

Las 29 figuras que tiene la planilla del Limón FC presentan un promedio de edad de 24,5 años, lo que equivale a un grupo joven, pero con la experiencia suficiente para responder a la expectativa de Pascal.

Está claro que los limonenses no apostaron a los 12 refuerzos de Pérez Zeledón, los 13 de Herediano o los 14 del Cartaginés, mas sí tienen a favor que sus fichas llevan varias años juntos, y esto podría ayudar.

Mientras que otros consiguen solidificar un proyecto, Limón podría sacar ventaja de la estabilidad de su plantel, aunque dicha estabilidad es por no tener dinero.

“Mientras que la corte no me devuelva mi dinero –congelado por un proceso judicial que lo vinculó al delito de legitimación de capitales– no puedo invertir en el club”, comentó Carlos Pascal ayer.

Por dicho motivo Pascal fue apresado el 2 de junio del 2011, pero el Tribunal de Apelación de Sentencia de Goicoechea lo liberó el 19 de febrero del 2013 al anular una sentencia condenatoria.

El dinero se le retuvo por un recurso del Ministerio Público que no ha sido resuelto por la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia.

Etiquetado como: