Por: Cristian Brenes 13 mayo, 2016
Martínez llegó al Everton en la temporada 2013. | EFE
Martínez llegó al Everton en la temporada 2013. | EFE

La era del entrenador Roberto Martínez en el Everton llegó a su final ayer, y con su salida el costarricense Bryan Oviedo se quedó sin uno de sus principales aliados en el club inglés.

Martínez fue despedido luego de tres años en el equipo de Liverpool, tiempo en el que se convirtió en un soporte para el defensor nacional, ante las múltiples lesiones que lo agobiaron desde enero de 2014, cuando sufrió una fractura de tibia y peroné.

El estratega español confiaba tanto en Oviedo que lo llegó a utilizar en cuatro posiciones: lateral izquierdo, carrilero derecho y volante por las dos bandas.

Incluso, pese a las repetidas dolencias, Bryan siempre gozó de minutos al recuperarse, con el que hasta ayer era su técnico.

Muestra de esto es que el tico estuvo presente en 11 de los 18 juegos de los Toffees en lo que va del 2016 en la Premier League , y el propio Martínez avaló la renovación de Bryan hasta el 2019.

Esto hizo que Oviedo nunca escondiera el aprecio y el respeto que tenía por el ibérico.

“El entrenador y cuerpo técnico siempre me han ayudado y estoy muy agradecido con ellos”, citó el defensor de la Sele , tras extender su contrato con el Everton en febrero del presente año.

Si bien es cierto, fue el entrenador David Moyes quien fichó al zurdo de la Tricolor en agosto de 2012, procedente del FC Copenhague, Martínez llegó y lo respaldó en las últimas tres temporadas.

Ahora Bryan deberá ganarse la confianza de un nuevo timonel, tras una temporada gris para su equipo en la que registra 11 juegos sin ganar y está en el puesto 12 a falta de una fecha.