4 abril, 2015

Cartago. La ilusión de avanzar a semifinales del Torneo de Verano sigue intacta para el Cartaginés, que con su victoria de 3-1 ante una Liga disminuida, sueña con estar entre los cuatro mejores del campeonato.

“Concretamos las opciones que se nos presentaron, era un resultado que necesitábamos para tomar confianza y luchar por la clasificación”, comentó el volante Danny Fonseca.

“Mientras tengamos esa lucecita de esperanza en pos de la clasificación vamos a seguir adelante. Tenemos seis partidos por jugar y vamos a continuar luchando hasta que nos den las fuerzas, pues aún queda camino por recorrer”.

El compromiso entre brumosos y manudos estuvo inmerso en la polémica, pues los rojinegros pidieron adelantar el compromiso para el pasado miércoles 1.° de abril, por su compromiso ante el Impact de Montreal, por las semifinales de la Concacaf; no obstante, al ser en Semana Santa los blanquiazules no aceptaron.

Jameson Scott (13) y Randall Chiqui Brenes (10) celebraron con el técnico Claudio Ciccia los goles del Cartaginés. El técnico pasa por un momento difícil, ya que tiene una hija enferma. | JOSÉ CORDERO
Jameson Scott (13) y Randall Chiqui Brenes (10) celebraron con el técnico Claudio Ciccia los goles del Cartaginés. El técnico pasa por un momento difícil, ya que tiene una hija enferma. | JOSÉ CORDERO

En respuesta, los erizos anunciaron que irían al estadio José Rafael Fello Meza con una escuadra alternativa, situación que al final cumplió el técnico Óscar Ramírez al incluir una serie de jóvenes figuras y otros que no han tenido regularidad en el torneo.

Precisamente los locales aprovecharon esas debilidades de su oponente para sacar ventaja.

“Este equipo está para grandes cosas, en partidos anteriores, por diferentes circunstancias no fuimos contundentes, pero hoy (anoche) logramos un triunfo importante”, dijo Johan Condega.

Al final, los jugadores de la Vieja Metrópoli dedicaron la victoria a su técnico Claudio Ciccia, quien tiene una hija enferma.