27 octubre, 2014

El buen partido que brindaron universitarios y brumosos en el Coyella Fonseca se vio empañado en los minutos finales del juego por enfrentamientos entre jugadores, miembros del cuerpo técnico y hasta aficionados.

Más de treinta faltas evidencian lo friccionado que estuvo el encuentro y lo permisivo que fue el árbitro central, Andrés Alpízar, quien solo mostró ocho tarjetas amarillas y una roja.

La jugada que desató la principal bronca sucedió ya en tiempo de reposición, cuando el defensor Jameson Scott, del Club Sport Cartaginés, le cometió una falta a Olman Vargas cerca del banquillo universitario.

En ese instante, el partido se descontroló debido a que jugadores y cuerpo técnico del cuadro celeste le reclamaban al juez central y sus asistentes una patada de Scott sobre Vargas después de que se había marcado la falta.

Los empujones no se hicieron esperar entre jugadores, pero fue ahí mismo cuando el estratega Mauricio Wright y el asistente técnico de la Universidad de Costa Rica, Omar Royero, se fueron a los insultos que se postergaron hasta los camerinos.

Según el entrenador brumoso, Royero empezó a increparlo después de hacerle una señal con la mano que hacía referencia a que estaba hablando mucho.

Personal de la seguridad privada se encargaron de separar a los dos involucrados, ya a las afueras de los camerinos, donde los dimes y diretes continuaron.

Para el entrenador blanquiazul, muchos de los problemas se podrían evitar si el árbitro tuviera más personalidad.

“Yo trato de separar a los jugadores y es cuando el central manda a una señora a sacarme del terreno de juego y por respeto hacia ella decidí salirme porque nunca vi ninguna tarjeta roja”, expresó Wright en la conferencia de prensa.

La violencia no solo se vivió dentro del terreno de juego.

Los encontronazos entre aficionados en las graderías también se presentaron en un par de ocasiones, durante el segundo tiempo.

El volante ofensivo del Club Sport Cartaginés, Christian Bolaños, le pide explicaciones al línea, Rafael Andrade, sobre su expulsión al minuto 79. El brumoso se perderá el próximo juego ante Alajuelense. | PABLO MONTIEL
El volante ofensivo del Club Sport Cartaginés, Christian Bolaños, le pide explicaciones al línea, Rafael Andrade, sobre su expulsión al minuto 79. El brumoso se perderá el próximo juego ante Alajuelense. | PABLO MONTIEL

La dirigencia de la UCR acepta que para el partido del próximo domingo deberá aumentar la seguridad, tanto pública como privada, ya que recibirán en el mismo reducto a la Liga Deportiva Alajuelense.

“Todo lo que ocurrió hoy (ayer) lo vamos a analizar para garantizarle a todas las familias y personas que nos acompañan un lugar seguro y por supuesto que reforzarémos esos elementos”, explicó Luis Gamboa, jerarca de la UCR.

Panorama brumoso. Cartagines tendrá una semana clave, primero enfrentará al Alajuelense este miércoles como visitante sin dos de sus principales figuras, Christian Bolaños y Carlos Hernández, ambos por sanción, y recibe a Carmelita el domingo en el Fello Meza.

Etiquetado como: