9 marzo, 2015
Juan Vicente Solís, de la UCR, cubre el balón ante el asedio del belemita William Quirós, ayer en el Rosabal Cordero. | ALEXÁNDER CARAVACA
Juan Vicente Solís, de la UCR, cubre el balón ante el asedio del belemita William Quirós, ayer en el Rosabal Cordero. | ALEXÁNDER CARAVACA

Ambos equipos llegaron urgidos de ganar, pero salieron con un empate que esta vez les deja un sinsabor.

La paridad a cero fue un mal negocio para Belén y la Universidad de Costa Rica, ayer en el Rosabal Cordero, que ven escabullirse las metas planteadas para este semestre.

Los belemitas quedaron en el décimo puesto de la tabla acumulada con 31 puntos. Ya tienen a Uruguay por encima (32), mientras que Limón les dio cacería (31).

Cinco unidades abajo está el colero, AS Puma Generaleña, que empató ante Alajuelense.

Entre tanto, la UCR llegó a 12 puntos en el Verano y está a cuatro del Herediano, que hoy ocupa la cuarta casilla que es sinónimo del último boleto a las semifinales.

Es decir, belemitas y universitarios amanecen hoy con la misma incertidumbre con la que arrancaron el domingo, sin alejarse del sótano y sin acercarse a puestos de clasificación, respectivamente.

El juego en el Rosabal Cordero fue aburrido, con dos equipos que tuvieron pocas opciones para anotar.

Para ser justos, la UCR llevó el peso del encuentro, pero el guardameta belemita Juseff Delgado tuvo dos paradas salvadoras, en los dos únicos remates directos de los celestes.

La acción más impresionante fue al 9’, cuando el portero logró rechazar el disparo de Josué Martínez, quien corría hacia el marco completamente solo e intentó un remate cruzado.

En tanto, la única opción de peligro de los de casa fue un disparo de Anllel Porras, fácil de controlar para el arquero del club celeste Carlos Méndez.

El Torneo de Verano se está volviendo un tormento para ambos clubes, una vez transitada la mitad de la fase regular.