Los belemitas se olvidan del descenso y ahora hasta sueñan con la clasificación

Por: José Fernando Araya N. 13 abril, 2014

Cartago. El técnico y director deportivo del Cartaginés, Claudio Ciccia, se lleva ambas manos a su cabeza, gira hacia su banquillo y desvía la mirada al suelo.

José Leiva, del Cartaginés, jugó ayer en la contención en lugar del habitual Danny Fonseca. Acá lo marca Carlos Acosta (16). | RAFAEL PACHECO
José Leiva, del Cartaginés, jugó ayer en la contención en lugar del habitual Danny Fonseca. Acá lo marca Carlos Acosta (16). | RAFAEL PACHECO

Su asistente, Martín Arriola, vocifera a todo galillo y descarga su furia con el cuarto árbitro, mientras en las gradas la frustración sale a flote en cada rostro.

Acaba de caer el segundo gol belemita, el del triunfo y que al final sentenció el partido número 15 sin victoria para el Cartaginés y ya en el Fello Meza no se escucha aquel efusivo “Vive, Vive”.

En la acera del frente, hay motivación, hay alegría, confianza y compromiso. Tras ser el fiel candidato a la Liga de Ascenso, Belén tomó un segundo aire, olvidó el descenso y ahora se atreve a pensar en una clasificación.

Realidades. El empate como visitante ante Alajuelense a mitad de semana, le regaló una cucharada de ilusión al aficionado blanquiazul; no obstante, ayer las gradas del Fello Meza no lucieron a reventar como en otras ocasiones, tal vez algo temían...

Ciccia no tocó al equipo y salió con el mismo plantel que plantó guerra al campeón nacional.

Esta decisión dejó por fuera, por segundo juego consecutivo a dos figuras de peso como José Villalobos Chan y Danny Fonseca. Esto con el fin de brindar minutos a nuevos valores, para el otro torneo.

De entrada Cartaginés mostró una agradable cara, con fútbol de toque y con un Randall Brenes combativo en zona de ataque.

Los brumosos rápido controlaron a Belén que metía presión.

Justo al final de la primera mitad, Cartaginés transformó su dominio en ventaja, al anotar de cabeza Juan Diego Madrigal y abrir el marcador al 45+1'.

Una de las claves de Belén en este segundo aire es la evolución de su juego. Los belemitas aprenden y modifican su fútbol y ayer terminaron “comiéndose” a Cartaginés.

Belén fue mejor en el segundo tiempo y el miedo comenzó a aparecer en el reducto brumoso. En la primera pelota que tocó, Ariel Santana definió una serie de jugadas en las que el balón no tocó el suelo para poner el empate al 62'.

La motivación y las ganas de lucha, fueron el motor belemita que apartir de ahí salió por el partido y aumentó la cuenta cuando el brumoso Kevin Vega votó al belemita Bryan Vega en el área. Penal que transformó de buena manera para Allan Duarte y que dio la estocada final al Cartaginés al 73'.

Belén se levantó de las cenizas como aquel Ave Fenix y ahora se permite soñar, todo a costas de un muerto que jornada a jornada cava una tumba más grande.

Etiquetado como: