La Fuerza Azul tomó esta determinación luego de los enfrentamientos ante La Garra de Herediano, el domingo 27 de agosto, que dejó a un fanático brumoso herido de gravedad

Por: Jairo Villegas S. 4 septiembre
La Policía se hizo presente a las afueras del Fello Meza y logró detener el enfrentamiento entre la barra de Cartaginés y Herediano, que se dio este domingo en los alrededores del estadio, previo al partido.
La Policía se hizo presente a las afueras del Fello Meza y logró detener el enfrentamiento entre la barra de Cartaginés y Herediano, que se dio este domingo en los alrededores del estadio, previo al partido.

La barra de Cartaginés, llamada la Fuerza Azul, anunció este lunes que se disuelve debido a los enfrentamientos que tuvieron con La Garra, del Herediano, el domingo 27 de agosto en las afueras del Estadio José Rafael Fello Meza.

Mediante un comunicado de prensa, Oswaldo Aguilar, coordinador de la Fuerza Azul, ofreció una disculpa al país por la gresca, que dejó a un aficionado brumoso herido de gravedad, luego de que uno del Team lo golpeó con una piedra de gran tamaño en la cabeza.

"Asumimos las responsabilidades que implique este altercado. Anunciamos la disolución absoluta de la barra llamada Fuerza Azul a partir de este momento y nos desvinculamos de cualquier iniciativa individual de conformar otra barra", indica el boletín de prensa.

Además, Aguilar consignó que están dispuestos a ejecutar trabajos comunales como parte del compromiso adquirido de luchar contra la violencia.

"Hemos recogido los instrumentos musicales y los artículos que usábamos en los partidos, los cuales serán donados a una escuela", agregó.

Los hechos. Minutos antes de que Cartaginés se enfrentara a Herediano, juego que acabó con victoria florense 0-1, integrantes de las dos barras sostuvieron un enfrentamiento a pedradas.

El hincha Esteban Araya Arias se resbaló cuando intentaba correr y fue golpeado por al menos cuatro seguidores rojiamarillos, quienes lo pateaban y le daban puñetazos, según el video de una cámara de seguridad de la Municipalidad de Cartago.

Mientras intentaba protegerse de los golpes, uno de los fanáticos le lanzó una piedra de gran tamaño, que le provocó una fractura externa en el cráneo, por lo que fue operado en el Hospital Max Peralta de Cartago.

Por este hecho, la Fiscalía abrió una investigación contra un hombre de apellidos Sánchez Sanabria, de 30 años, quien se entregó al Organismo de Investigación Judicial (OIJ). A él le atribuyen el delito de tentativa de homicidio, cuya pena es de entre 20 y 35 años de prisión, igual que homicidio.

El sujeto de apellido Sánchez (adelante) es sospechoso de tentativa de homicidio calificado.
El sujeto de apellido Sánchez (adelante) es sospechoso de tentativa de homicidio calificado.

Además, la Fuerza Pública detuvo a un hombre de apellidos Monge Rojas, a quien el Ministerio Público investiga por lesiones graves, que tiene una pena de entre cuatro y seis años de cárcel.

El sujeto de apellido Monge (centro) se le atribuye
El sujeto de apellido Monge (centro) se le atribuye "el delito de lesiones graves".

Ambos sujetos fueron dejados en libertad por un juez, pese a que la Fiscalía pidió un año de prisión preventiva.

A cambio de esa medida cautelar, el Juzgado Penal de Cartago les ordenó firmar en un despacho judicial cada 15 días, mantener un domicilio fijo, no salir del país y no acercarse a víctimas, familiares de los agredidos, ni testigos mientras continúa la investigación. Tampoco podrán ingresar al cantón central de Cartago.

Otra persona relacionada con este hecho es un menor de edad. Su caso lo tramita el Juzgado Penal Juvenil de Cartago, que también lo dejó en libertad, a cambio de no ingresar a ningún estadio del país, mantenerse estudiando en el Liceo Manuel Sáenz de Heredia, no acercarse al ofendido y tener su domicilio en Heredia.

Al adolescente lo investigan por lesiones en riña.