El campeonato veraniego arrancó este domingo con golazos, errores, joyas, selfies, despedidas improvisadas y supuestos balazos

Por: Patricio Altamirano 19 enero, 2015
Fabrizzio Ronchetti celebra su anotación a los 27 segundos de iniciado el partido entre Cartaginés y Uruguay de Coronado.
Fabrizzio Ronchetti celebra su anotación a los 27 segundos de iniciado el partido entre Cartaginés y Uruguay de Coronado.

El uruguayo Fabrizzio Ronchetti inauguró este domingo el Torneo de Verano del fútbol nacional, en una primera jornada marcada por buenos goles, errores y situaciones que deben quedar en el olvido.

Cartaginés y Uruguay de Coronado dieron el 'vamos' al certamen con la mano derecha en alto y la juramentación del juego limpio, sin imaginar que en este partido se daría una escena que manchó el espectáculo en la gradas.

Un supuesto balazo que recibió un aficionado de Cartaginés mientras observaba el juego en El Labrador, encendió las alarmas fuera de lo deportivo. La violencia en los estadios tendría un nuevo capítulo; aunque se trata de un misterio en manos de la Fuerza Pública.

— Cristian Brenes (@CristianB_LN) January 18, 2015

De vuelta al rectángulo futbolístico, Ronchetti se inscribió como el primer anotador (26 segundos) con un remate potente de pierna derecha que dio los tres puntos al club blanquiazul. A partir de ese momento las redes no dejaron de moverse (en todos los partidos que se disputaron hubo goles).

Al mismo tiempo que brumosos y lecheros iniciaron las acciones, en el estadio Ecológico se celebraba el partido entre Universidad de Costa Rica y Pérez Zeledón, en el cual Bryan Sánchez se anotó como el primer goleador del certamen con un doblete y una joya, para darle el triunfo (2-1) a los sureños en su visita al Ecológico.

La fecha tendría altas emociones en un corto periodo de tiempo, ya que los partidos fueron agendados con pocos minutos de diferencia (desde las 2 p. m. a las 5 p. m.).

En Guápiles, Francisco Calvo puso la primera nota llamativa del torneo. Tras estar en boca de todos por firmar contrato con Saprissa ante la desaprobación de Herediano, el zaguero se midió ante su futuro archirrival (jugará con los morados a mediados de año), Alajuelense, y vulneró la portería de Patrick Pemberton.

De poco valió este gol, ya que los manudos remontaron con autogol de Jhamir Ordián y selfie incluido de Jonathan McDonald.

— Puro Deporte (@PuroDeporteLN) January 19, 2015

Ordián y Jason Scott (UCR) fueron protagonistas de los fatídicos goles en propia puerta.

Campeón y subcampeón del Invierno tuvieron sus citas al final de la tarde. Herediano enfrentó a Belén a las 4 p. m. y Saprissa a AS Puma a las 5 p. m.

El Team no sufrió apuros para doblegar a su contrincante. Yendrick Ruiz dejó el goleo (15 dianas) de lado para servir de lujo un taquito a Elías Aguilar, quien selló el 1-3 rojiamarillo.

La jornada inaugural cerró el telón en el estadio Ricardo Saprissa con errores defensivos, fallos arbitrales y una despedida improvisada.

La S se estrenaba como bicampeón ante el último lugar de la tabla, que se olvidó de su condición de benjamín del campeonato para complicar el debut del 'monstruo'.

Los locales iniciaron con el marcador a favor (gol de Ariel Rodríguez), pero un craso yerro de Keilor Soto y posterior mano de David Guzmán condicionó el juego de Saprissa. El árbitro Keylor Herrera fue criticado por esta decisión, al haber dudas en la acción de Guzmán, quien abandonó la cancha con tarjeta roja.

Finalmente, el corazón del campeón nacional pesó ante la adversidad, puesto que pudo reponerse a un 1-2 para sacar la tarea con un remate fulminante de Deyver Vega.

El recuerdo de Carlos Saucedo se esfumó con los tres goles morados; sin embargo, la afición premió con aplausos y cánticos al boliviano, quien llegó a observar el juego desde la cancha.

El balón volvió a rodar en fútbol nacional con la buena sensación de los debutantes y la desazón de los errores que dan dinamismo al balompié.

Al finalizar la primera fecha, Herediano encabeza la tabla de posiciones (3 puntos) por diferencia de goles. Los florenses comparten la cima con Saprissa, Alajuelense, Pérez Zeledón y Cartaginés.

El juego entre Limón y Carmelita no se efectuó por la deuda que mantienen los caribeños con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).