Por: Steven Oviedo, Ferlin Fuentes 2 febrero, 2016
El jugador de Santos de México José Abella disputa el balón con Juan Bustos Golobio del Saprissa en el juego de esta tarde en el estadio Nuevo Corona de Torreón.
El jugador de Santos de México José Abella disputa el balón con Juan Bustos Golobio del Saprissa en el juego de esta tarde en el estadio Nuevo Corona de Torreón.

La Asociación de Jugadores Profesionales (Asojupro) está en desacuerdo con la postura del Deportivo Saprissa de impedir que Deyver Vega y Juan Bustos Golobio tengan acción con el equipo hasta que renueven.

"Que un futbolista no quiera renovar el contrato no tiene nada que ver con su profesionalismo", apuntó Alejandro Sequeira, presidente de Asojupro.

Según la propia Asociación, no puede intervenir en este caso ya que los futbolistas siguen entrenando con el campeón nacional y las condiciones de sus contratos siguen iguales.

"Ellos deben de tener las mismas condiciones que sus demás compañeros. Hasta el momento les pagan al día y están entrenando con el plantel", mencionó Sequeira.

Los dos jugadores finalizan contrato en mayo, por lo cual, según los estatutos de la FIFA, ya tienen derecho de firmar con otro club, en caso de no querer seguir con la camiseta morada.

Además, un jugador profesional que en el transcurso de una temporada participe en menos del 10% de los partidos oficiales disputados por su club, puede rescindir prematuramente su contrato argumentando causa deportiva justificada, según la Asojupro. La campaña se toma de agosto a mayo, es decir, en este caso es el Invierno 2015 y Verano 2016.

Asojupro se comunicó con ambos futbolistas para conocer los detalles de la situación y así determinar si debe tomar alguna otra acción.

Expertos descartan acoso laboral. El hecho de que Paulo César Wanchope, gerente deportivo del Saprissa, haya dicho públicamente que ambos no van a jugar mientras no renueven con los tibaseños no puede ser visto como acoso laboral, según especialistas en la materia.

"Sería muy aventurado decir que hay hostigamiento laboral. Recordemos que para que exista acoso laboral tiene que haber conductas reiteradas. En este caso, el patrono tiene la facultad para decidir qué hace o qué no hace el trabajador", explicó Erick Briones, experto en materia laboral.

Para Briones, este caso no cumple las condiciones para ser llamado acoso laboral, ya que a los volantes les permite entrenar y hacer uso de todas las instalaciones del conjunto morado.

Wanchope justificó la decisión de no alinearlos en que no están al 100%, pues esperan concretar alguna oferta en el extranjero.

El caso de Deyver, parece que tendría opciones en Noruega, según dio a conocer el propio Chope, mientras que Golobio le dijo a la dirigencia morada que aún no tiene una oferta en concreto.

Si ambos futbolistas se marchan al finalizar este certamen, Saprissa no recibirá nada por ellos, excepto que más adelante otro equipo compre sus fichas al equipo al que se vayan. En ese caso, el 5% de la transferencia será para los tibaseños, por solidaridad establecida por la FIFA.