Por: Johan Umaña V. 6 noviembre, 2014

Armando Alonso se atrevió a disparar desde lejos y el destino le dijo sí. Sí al gol, a consolidar el liderato manudo y a defender su puesto como máximo goleador del Torneo de Invierno 2014.

Con sus ocho goles en el certamen, Caya empata en la cima del goleo con el uruguayo Fabrizio Ronchetti, del Municipal de Pérez Zeledón, y se convirtió en el “fichaje” sorpresa de la delantera manuda. Hace seis meses nadie se hubiera imaginado a Alonso marginando a Jerry Palacios y Jonathan McDonald a la banca de suplentes de Alajuelense.

Tampoco se esperarían que Armando fuera constantemente la figura de un equipo que, bajo la filosofía de Óscar Ramírez, pocas veces ha contado con figurones en los exitosos años recientes.

A sus 30 años, cuando ya hablaba más de un retiro anticipado que de ser estrella en el fútbol criollo o volver a la Selección Nacional, Alonso está teniendo el mejor torneo de su carrera. Nunca, ni con Saprissa ni con la Liga, había marcado más de siete tantos en un solo torneo corto. Ayer lo hizo.

“Nada más puedo decir gloria a Dios, hoy me prometió este gol y me lo dio”, comentó Caya, quien después de anotar se levantó la camisa para mostrar el “16” de Allen Guevara, fuera del torneo por lesión.

Alonso quedó con los reflectores al final, pero para que eso pasara hizo falta que antes Patrick Pemberton se vistiera de héroe al detenerle un penal a Víctor Núñez en el amanecer de la complementaria, al 52’, cuando el partido seguía siendo un bostezo para el espectador.

Precisamente esa acción del portero fue lo que levantó anímicamente a los rojinegros. De ahí en adelante despertó el ataque local y se vieron las acciones más emocionantes del encuentro.

Kevin Sancho (17) y un rival, Óscar Esteban Granados (atrás), felicitan a Patrick Pemberton tras detenerle el penal a Víctor Núñez. Jafet Soto categorizó la acción de Granados como una “caballerosidad”. | CARLOS BORBÓN
Kevin Sancho (17) y un rival, Óscar Esteban Granados (atrás), felicitan a Patrick Pemberton tras detenerle el penal a Víctor Núñez. Jafet Soto categorizó la acción de Granados como una “caballerosidad”. | CARLOS BORBÓN

Gol de súper líder. El de anoche puede ser el más importante de los goles de Alonso en lo que va del torneo. Valió por un triunfo fundamental ante un rival directo, el Herediano, y sirvió para consolidar el liderato manudo en una tabla que ahora muestra que Alajuelense tiene 38 puntos, Saprissa 32, la UCR 30 y el Team 28, estancado en la cuarta casilla y a tan solo una unidad del Cartaginés.

Además, carga de motivación a la Liga y a la afición en la previa del clásico ante la S, el próximo domingo a las 11 a. m. Ahora sí que la directiva eriza puede esperanzarse con un llenazo total en el Estadio Nacional. Colaboró el periodista Daniel Jiménez.