"Hizo muchísimo frío y aunque es de esas que parecen cortas y fáciles, se hacen muy largas y se tiene que ir con mucho cuidado", expresó el tico

Por: Fanny Tayver Marín 27 abril
El frío extremo imperó en la segunda etapa del Tour de Romandía.
El frío extremo imperó en la segunda etapa del Tour de Romandía.

Con más de diez años de pedalear en el Viejo Continente, el ciclista costarricense Andrey Amador sabe muy bien lo que es correr entre la nieve y en el mal tiempo propio del crudo invierno europeo.

El tico ya le ha hecho frente a batallas épicas sobre la bicicleta en esas condiciones, pero asegura que lo de este jueves, en la segunda etapa del Tour de Romandía, en Suiza, merece un capítulo aparte, ya que no solo había que lidiar con la nieve, sino que la lluvia helada castigaba a los ciclistas.

"Fue de esas etapas que siempre recordaré. Hizo muchísimo frío y aunque es de esas que parecen cortas y fáciles, se hacen muy largas y se tiene que ir con mucho cuidado. Por suerte, la salvamos sin problemas", expresó Amador en su página electrónica.

La jornada tenía un trazado original de 160 kilómetros entre Aigle y Bulle; pero la organización decidió recortar 25 kilómetros por las nevadas en la estación de Valais.

La etapa la ganó el suizo Stefan Küng (BMC) con un tiempo de 3:33:15; seguido por Andrei Grivko (Astana) con el mismo crono y Sonny Colbrelli (Bahrain Merida), a 20 segundos.

Con esa misma diferencia, Amador culminó en el puesto 79.

En la general, el italiano Fabio Felline (Trek) acumula 8:12:42 y el tico marcha en la casilla 60, a 1:02.

Para este viernes se correrá la tercera etapa del Tour de Romandía con un trayecto de 187 kilómetros con salida y meta en Payerne.

Etiquetado como: