Por: Esteban Valverde 14 mayo, 2016
El jugador herediano Elías Aguilar (izq.) sufre una falta del zaguero de Alajuelense Porfirio López en el juego de ida de la final. | JOSÉ CORDERO
El jugador herediano Elías Aguilar (izq.) sufre una falta del zaguero de Alajuelense Porfirio López en el juego de ida de la final. | JOSÉ CORDERO

Los exárbitros aseguran que tanto Jonathan McDonald como Elías Eguilar simulan faltas en ocasiones.

Los dos expertos consultados por La Nación manifestaron, ante las declaraciones de Hernán Medford en las que dijo que a Jonathan McDonald le pegaban tanto como a Elías Aguilar y que el manudo a veces se tiraba, que ambos futbolistas fingieron en el primer duelo.

“Tantas faltas le hicieron a McDonald como a Elías, también Jonathan simuló, como Elías lo hizo. Wálter se pudo equivocar, pero mantuvo su criterio para Alajuela como para Heredia. Él fue consistente en sus decisiones; la simulación se dio en ambos lados”, manifestó Greivin Porras.

El analista alabó el desempeño de Wálter Quesada en el primer compromiso y defendió la actuación del central, pese a las críticas erizas.

“Mi opinión es que el arbitraje de Wálter Quesada fue bueno si tomamos en cuenta que fue un partido muy difícil. Wálter utilizó su experiencia, demostró su credibilidad, eso ayudó mucho que terminara bien un duelo que se pudo complicar por ciertos momentos”, analizó.

Por su parte, Ricardo Cerdas declaró que no está de acuerdo con las declaraciones de Hernán Medford, debido a que desvían la atención hacia el central del partido de vuelta, Ricardo Montero.

Me parece que lo importante es que los dos equipos tienen que estar concentrados en su trabajo, no estar a la dependencia del equipo arbitral. Lo importante es que no traten de desviar la atención de su equipo porque pueden llevar la presión innecesariamente a un sector”, evaluó.

Cerdas coincidió con Porras en que la similución se da en ambos bandos. “Una de las premisas de FIFA es por velar por el jugador habilidoso, ahora bien, siento que dentro de esto muchos jugadores están confundiendo la habilidad de jugar con engañar”, concluyó.

Etiquetado como: