Muchos creían que él se conformaba con ver los juegos desde el banquillo de suplentes, pero no es así

Por: Fanny Tayver Marín 11 diciembre, 2016
Alfonso Quesada en una de las prácticas de Liga Deportiva Alajuelense previo al arranque del Torneo de Invierno 2016.
Alfonso Quesada en una de las prácticas de Liga Deportiva Alajuelense previo al arranque del Torneo de Invierno 2016.

El contrato de Alfonso Quesada con Alajuelense terminará este miércoles y el arquero ya resolvió su futuro, al firmar con San Carlos.

Muchos creían que él se conformaba con ver los juegos desde el banquillo de suplentes, pero no es así.

La Nación conoce, por conversaciones recientes con el propio guardameta, que aunque nunca discutió la titularidad de Patrick Pemberton, en el fondo, lo que quería era jugar.

Más maduro, Alfonso entendió que en Alajuelense eso estaba muy complicado y que tenía que buscar nuevos horizontes.

Por eso, el arquero fichó con los Toros del Norte y está muy ilusionado, porque afirma que a sus 28 años ya es hora de que juegue.

A partir del Verano 2017, Quesada encontrará en San Carlos la regularidad que no tuvo en la Liga.

"El portero Alfonso Quesada es la nueva contratación de la Asociación Deportiva San Carlos y se estará incorporando a la pretemporada de nuestro equipo al finalizar su vínculo con su actual club, la Liga Deportiva Alajuelense", informó el cuadro norteño.

Además, San Carlos destaca que Alfonso nació en Ciudad Quesada, pero que será hasta este Verano que milite en el club de su tierra natal.

"La mayoría de su carrera la ha jugado para Alajuelense y en la temporada 2008-2009 militó en la UCR, además de diferentes selecciones nacionales, incluyendo mundiales U-17 y U-20", destacó la nueva escuadra el arquero.

Hace algunos meses, cuando Alajuelense fichó a Mauricio Vargas, pensó en renovar a Quesada para enviarlo a préstamo; sin embargo, eso no cuajó.

El propio Guilherme Farinha le dijo a Alfonso que él quería que siguiera siendo el portero suplente de la Liga, pero Quesada ya había tomado la decisión de cumplir su anhelo de jugar y ser constante bajo los tres tubos, algo que en el conjunto manudo difícilmente iba a alcanzar.

De ahí, que su nuevo destino es San Carlos.