Jugarán seis partidos en 11 días y ya acusan cansancio acumulado desde el año pasado

Por: Johan Umaña V. 15 abril, 2014
Alajuelense suma bajas importantes de cara a la recta final del torneo Verano 2014
Alajuelense suma bajas importantes de cara a la recta final del torneo Verano 2014

Gracias a la nueva gramilla y la rotación del plantel, la Liga ha tenido un semestre dulce en cuanto a lesiones. Pero eso podría cambiar. El motivo: la saturación del calendario y la fatiga, sobre todo mental, que arrastran los jugadores.

Ya el ataque sufrió bajas sensibles. Jonathan McDonald y Camilo Aguirre se pierden la parte más crucial del Verano y el aporte de Álvaro Sánchez está en duda, ya que si acaso volvería para el primer partido de la final y lo haría sin ritmo.

El doctor del club, Alfredo Gómez, advierte que el pesado calendario y el cansancio acumulado podrían conducir a los futbolistas erizos hacia la enfermería.

“Se está compitiendo cada 48 horas y no se da el tiempo necesario de recuperación. Para mantener la salud de un deportista uno de los principios básicos es la recuperación, es tan importante como el buen entrenamiento”, comentó el galeno.

Es cierto, Óscar Ramírez rota el plantel y son pocos los jugadores a los que les toca jugar partido a partido. Pero, a criterio de Gómez, eso no les quita la fatiga mental, lo que puede repercutir negativamente en el rendimiento y la salud.

“El tema está en que tienes que seguir entrenando y seguir trabajando y el nivel de exigencia es alto, no es el mismo nivel de exigencia para un equipo de media tabla que el que tiene un equipo como Alajuelense, Saprissa o Herediano, a los que que se les pide ganar el campeonato”, agregó el médico.

Saturación mental. Según Gómez, intentarán que los jugadores puedan retomar su mejor rendimiento antes de las semifinales, que se inician el 27 de abril.

Pero no pueden hacer nada con la fatiga acumulada de un plantel que inició la temporada en junio del año pasado y solo tuvo unos días de descanso entre la final del Invierno y el inicio del Verano.

El hecho es, como lo dijo Ramírez, que la Concachampions les significó un sacrificio fuerte.

Entre ambos torneos, la Liga ya carga con cinco partidos solo en el mes de abril y aún le faltan cinco partidos más para llegar a mayo.

Ataque diezmado. El primero en caer por las lesiones fue el gran refuerzo del Verano. McDonald llegó de Europa para aumentar el nivel del equipo pero la suerte le ha jugado varias malas pasadas.

Solo jugó 11 partidos (siete del Verano y cuatro de la Concacaf), con apenas cuatro goles.

En lo inmediato no tendrá la oportunidad de resarcirse, después de que botó un penal y salió expulsado ante el Toluca mexicano.

Para Camilo la lesión también llega en mal momento, pues el enganche estaba aprovechando la rotación para vivir su mejor momento desde que llegó a Alajuelense, el año pasado. Llevaba tres goles.

Su camino fue similar al de Sánchez, quien inició el 2014 en la banca y logró labrar su regreso a la titular. Jugó un buen partido contra los Diablos Rojos y esa podría ser su última aparición de la temporada.