Por: Johan Umaña V. 21 mayo, 2014

Alajuela. La Liga aprovechó para dar a conocer la resolución de otros casos que tenía pendientes en materia de derechos de formación de futbolistas.

En Costa Rica, el de mayor cuantía es el de Pablo Herrera.

El exjugador manudo demandó, en el 2011, al club erizo por la suma de $134.500, alegando que el equipo no le pagó la mitad de su ficha cuando fue vendido al Aalesunds de Noruega.

La Cámara Nacional de Resolución de Disputas (CNRD), de la Fedefútbol, no dio lugar al reclamo y le ordenó a Herrera que pagara los costos del proceso legal.

La suma asciende a los $34.776, según dijo el vicepresidente de la Liga, Aquiles Mata.

Ayer se intentó contactar a Herrera, pero no contestó las llamadas a su teléfono celular.

En caso de que el futbolista, quien ahora milita en el Cartaginés, no pague o no llegue a un acuerdo, podría ser sancionado con la imposibilidad de jugar.

Precisamente, el Cartaginés también tuvo un fallo en contra en una disputa con Alajuelense.

Según Mata, la CNRD definió que el club brumoso deberá pagar a la Liga la suma de ¢26 millones, más el 20% por concepto de gastos del proceso. Esto por derechos de formación de Francisco Gómez.

Los manudos mantienen las demandas contra Puntarenas por los jugadores Juan Diego Ruiz y Diego Brenes, pero estos casos aún no han sido resueltos.

También esta pendiente de resolverse una demanda del Municipal Pérez Zeledón en contra de Alajuelense, por los derechos de formación de Jorge Gatjens.

Los generaleños reclaman la suma de $320.000.