Después de perder 5-0 con Tigres, la Liga ganó dos y empató un partido contra aztecas

Por: Johan Umaña V. 7 agosto, 2014
El manudo Armando Alonso, autor del empate en casa de Cruz Azul, disputa la pelota con Francisco Rodríguez, tres veces mundialista. | EL UNIVERSAL
El manudo Armando Alonso, autor del empate en casa de Cruz Azul, disputa la pelota con Francisco Rodríguez, tres veces mundialista. | EL UNIVERSAL

Hace rato Alajuelense le perdió el miedo a los mexicanos. En la edición pasada de la Concacaf fue el único equipo que eliminó a un azteca (el América), de los últimos cinco partidos ha ganado dos y empatado uno; y así siguen los ejemplos.

Las explicaciones pueden ser varias, aunque principalmente se debe a la experiencia. Desde que la Liga volvió a participar frecuentemente en el torneo regional, en 2011, siempre le ha tocado eliminarse con los mejores equipos de México. Va por la quinta eliminación directa contra esos clubes.

Primero fue el Morelia, en aquel entonces tuvo una serie pareja al ganar aquí 1-0 y perder allá 2-1.

Luego, el Tigres haría caer a Óscar Ramírez en la realidad de que, para competir a ese nivel, les faltaba bastante más trabajo. Los resultados fueron de 2-2 en el Morera Soto y un crudo 5-0 en Nuevo León.

Lección aprendida. Para la edición pasada Ramírez se llevó al equipo a prepararse con amistosos en suelo azteca en la pretemporada y moldeó la mentalidad eriza.

Solo así consiguió que los manudos maduraran lo suficiente como para eliminar al América. El triunfo por 1-0 en Alajuela y el Aztecazo (0-1) demostraron el crecimiento.

La Liga, el Xelajú de Medford y el Seattle Sounders de la MLS son los únicos que han sacado a un club mexicano en las últimas cuatro ediciones. Por lo general los cuatro participantes aztecas llegan a semifinales y se eliminan entre ellos.

Sin embargo, no alcanzó para llegar al Mundial de Clubes.

Al Toluca le jugaron un partidazo en Costa Rica, pero desperdiciaron un penal y cayeron con un grave error en área propia. Un 0-1 que acabó siendo lapidario para el encuentro de vuelta, que terminó 2-0.

“Esto ha sido un trabajo de tres o cuatro años que hemos hecho en Alajuela. Hay gente que aún no entiende en lo que estamos, pero nosotros visualizamos esto, que ahora se pueda venir acá y jugar un mano a mano con el Cruz Azul”, comentó Ramírez a Radio Columbia .

La Concacaf se ha vuelto una obsesión en Alajuelense. En el último mes ningún tema estuvo por encima del Cruz Azul. Así fue como se fue labrando el empate 1-1.

Machillo destacó el haber sido capaces de pelearle la posesión del balón a los cementeros (52% a favor del local) y tener el temple para reponerse después de ir perdiendo.

El empate deja a Alajuelense cerca de la clasificación. Si le gana los dos partidos al Chorrillo de Panamá, el 28 de agosto y 25 de setiembre, no ocupará más que igualar sin goles en casa para avanzar. Eso sin importar lo que haga la Máquina .

Claro que todo viene a un precio. Los rojinegros quedaron fuera del Torneo de Copa al perder, por 2-1, en casa de Cartaginés con un equipo alternativo. Similar pasó el año anterior, pues de gira por México prefirió iniciar en el certamen con la filial de Segunda División.