Por: Gabriel Vargas B. 21 abril, 2014

Heredia. Alajuelense cerró ayer una semana vital con un balance de nueve puntos en tres partidos disputados, que no solo lo dejan a un paso de asegurarse el segundo lugar, sino que le devolvió de una vez por todas la confianza.

Aunque los resultados de los tres juegos fueron todos apenas por 1-0, los manudos reconocieron que al final de todo lo que importan son los puntos.

“La actitud del equipo es importante, la mentalidad del grupo siempre fue sacar los tres puntos”, aseguró el volante Ariel Rodríguez, quien anotó ayer el único tanto de la victoria eriza.

“Ha sido una semana fuerte para nosotros, jugamos muy seguido y a pesar de que fueron marcadores de 1-0 en los tres partidos seguimos sumando, que es lo que queremos”, agregó.

Pero la seguidilla de victorias no relaja a los manudos. Por el contrario, los motiva a seguir en ese paso para sentenciar de una vez por todas el segundo lugar del Torneo de Verano, y con él la ventaja deportiva en la semifinal ante Herediano.

“Aquí no nos detenemos. El grupo agarra confianza con los triunfos. El grupo tiene que estar fuerte para estas instancias finales”, dijo Johnny Acosta.

El próximo rival de Alajuelense será Pérez Zeledón, club que ayer se aseguró su permanencia en la Primera División y que en el papel no debería ser un obstáculo para que los erizos sentencien el buen cierre de fase de grupos que traen hace tres partidos.

Hoy el conjunto alajuelense regresará a las prácticas con la incorporación de Jonathan McDonald, quien fue dado de alta por el médico Alfredo Gómez.