Duelo ante belemitas será un ensayo antes de viajar a Panamá la próxima semana

Por: Katherine Chaves R., Randall Corella V. 17 septiembre, 2014

La Liga Deportiva Alajuelen se enfrentará esta noche a Belén FC con el cuerpo sobre la gramilla del estadio Alejandro Morera Soto, pero con la mente puesta en el duelo de la próxima semana ante Chorrillo.

Los manudos Kevin Sancho (17) y Álvaro Sánchez marcan al universitario Víctor Coto, en el duelo del miércoles pasado, en Alajuela. La Liga decidió jugar contra la UCR y Belén para no perder ritmo. | JOSÉ CORDERO
Los manudos Kevin Sancho (17) y Álvaro Sánchez marcan al universitario Víctor Coto, en el duelo del miércoles pasado, en Alajuela. La Liga decidió jugar contra la UCR y Belén para no perder ritmo. | JOSÉ CORDERO

El duelo de hoy contra los belemitas (8 p. m.) será el primero de los dos ensayos que tendrá el técnico Óscar Ramírez para el encuentro crucial del jueves en Panamá.

Luego de un parón de 13 días por la convocatoria de varios de sus jugadores a la Selección Nacional que conquistó la Copa Uncaf , los manudos volvieron a la competencia el miércoles pasado con una victoria ante la UCR (2-1).

Aunque tenía la opción de posponer todos sus juegos, Ramírez eligió enfrentar a la U y Belén para tener ritmo de cara al duelo contra el equipo panameño.

Contra los celestes alineó a varios de los habituales suplentes en el torneo, y aunque para esta noche puede contar con los seleccionados, quizás algunos de ellos no aparezcan sobre el terreno.

“Es difícil, son casi 20 días de estar fuera, lejos del grupo, cansados por los viajes. Tengo que reunirme con ellos para decidir, pero lo veo difícil”, reconoció el Machillo.

En caso de que las posibles ausencias no le permitan ensayar lo que mostrará en Panamá, el timonel rojinegro aseguró sentirse tranquilo, pues el hecho de jugar sábado ante Carmelita le dará algunos días para planear la táctica.

“Lo importante es que hemos utilizado varios sistemas de juego y los muchachos se comportan bien. Lo difícil es improvisar algo abruptamente, por eso jugamos el sábado, para tener un espacio de por lo menos tres días para manejar lo que queremos”, resaltó.

Aun así Ramírez reconoció que tratará de no revelar todas sus armas para enfrentar al Chorrillo.

“Tengo que guardarme algo, porque por ahí me di cuenta que tienen videos de nosotros y vinieron a mirar el partido anterior, así que quiero ver si me guardo algo”, confesó el estratega erizo.