El equipo manudo considera que el estadio florense es inseguro para sus futbolistas

Por: Ferlin Fuentes 25 septiembre, 2015
Kenny Cunningham pelea el balón con el liguista Javier Loaiza
Kenny Cunningham pelea el balón con el liguista Javier Loaiza

En Liga Deportiva Alajuelense están decididos a no presentarse este miércoles al Estadio Eladio Rosabal Cordero para el juego ante Herediano, correspondiente a la vuelta de las semifinales del Torneo de Copa.

Raúl Pinto, presidente manudo, dio a conocer esta determinación, argumentada en que el reducto rojiamarillo es "peligroso para sus jugadores".

"Consideramos que la seguridad en el Rosabal Cordero no es la mejor y ya no vamos a exponer más a nuestros jugadores. Si la sede para el juego de vuelta del Torneo de Copa se mantiene en el Rosabal Cordero, nosotros no nos vamos a presentar", dijo Pinto este viernes.

"Estamos analizando las multas que podamos tener por esta decisión y si el reglamento en el que se rige el torneo de Copa es el mismo de la Primera División tenemos entendido que sería una multa de ¢2,5 millones", agregó.

Este viernes se dieron a conocer las sanciones del Tribunal Disciplinario de la Unafut, y el Rosabal Cordero no fue sancionado, mientras Patrick Pemberton recibió un castigo de dos juegos.

Pemberton rompió la puerta del camerino visitante luego de que recibiera escupitajos por parte de los aficionados florenses.