Ceder dos unidades en casa es algo que los rojinegros no tenían contemplado y ahora sienten la obligación de salir en busca de algo más que un empate en su visita a Saprissa

Por: Fanny Tayver Marín 28 noviembre, 2016
El empate sin goles no fue el arranque que esperan los manudos.
El empate sin goles no fue el arranque que esperan los manudos.

Lo que perdieron en casa tienen que ir a recuperarlo de visita. Ese es el objetivo con el que los jugadores de Alajuelense iniciaron su semana, luego de que este domingo empataron 0-0 con Herediano en el estadio Alejandro Morera Soto.

Ceder dos unidades en casa es algo que los rojinegros no tenían contemplado y ahora sienten la obligación de salir en busca de algo más que un empate en su visita a Saprissa.

La cuadrangular es una liguilla corta y rápida, una especie de ruleta rusa en la que tropezar puede costar caro, al igual que un mal arranque.

Tras dos presentaciones, Herediano suma cuatro puntos y Santos sigue desdibujado; mientras que con un partido jugado, Saprissa tiene tres unidades y la Liga registra un punto.

"Yo pienso que llegamos fuertes, sabemos que aquí se hizo un buen partido, sabemos que ganando allá nos volvemos a meter en la pelea, tenemos que ganar a cómo dé lugar porque si no, ya nos vamos quedando y es una bonita oportunidad para quitarnos ese peso de encima, esa mala racha que traemos y el grupo sabe que tenemos que tratar de buscar ese primer lugar", expresó el volante manudo Allen Guevara.

El 'Cusuco' admite que ese empate con los florenses fue un mal negocio para los erizos.

"El no sumar en el Morera nos mete un poco de presión, sabemos que en casa tenemos que sumar de a tres y tratar de puntuar afuera, no se logró y los partidos ahora son muy seguidos, tenés que ver qué hacés, porque si no te quedás y entonces esto sí nos mete un poco de presión, no estamos pasando un buen momento, pero estamos jugando bien y yo creo que ganando se quita esa presión", argumentó.

Según Kenner Gutiérrez, bajo esta circunstancia la Liga se vuelve un equipo muy peligroso.

"Nos dan por menos, pero creo que una institución como Liga Deportiva Alajuelense siempre va a ser favorita; ante Herediano se vio a una Liga con alto volumen de fútbol y lo que faltan son los pequeños detalles en la última jugada para finalizar y sumar", apuntó el defensor.

A las puertas del clásico, Gutiérrez dijo: "Aquí hay motivación de sobra, sabemos lo que queremos y está claro que no nos podemos volver locos, respetamos al rival. Es una obligación ir a ganar a Tibás, pero hay que ser inteligentes, no nos podemos desconcentrar porque son torneos tan cortos que un punto puede ser la diferencia".

El zaguero cree que a la Liga le cuesta tanto hacerle daño a los rivales tradicionales porque son conjuntos que "nos juegan de tú a tú, no hay espacios, la mínima te la cobran y son partidos muy cerrados, en los que la mínima que quede hay que meterla".

Alajuelense mantiene su fe intacta; pero para que los rojinegros sigan con opciones, pareciera que el juego que viene es vital.

"Llegamos muy bien, motivados, ya sabemos que son partidos que todos queremos jugar, en Tibás se le puede hacer daño a Saprissa y estamos capacitados para poder ganar ese partido el jueves", apuntó el hondureño Jorge Claros.

El partido entre Saprissa y Alajuelense será este jueves a las 8 p. m.