Al defensor le dolió en el alma ese instante en el que la pelota le pegó en la cabeza y entró en la portería de Patrick Pemberton

Por: Fanny Tayver Marín 13 febrero
José Andrés Salvatierra nunca había anotado en su propia portería.
José Andrés Salvatierra nunca había anotado en su propia portería.

A José Andrés Salvatierra le dolió en el alma ese instante en el que la pelota le pegó en la cabeza y entró en la portería de Patrick Pemberton.

Esa acción se convirtió el sábado pasado en el empate de San Carlos, justo cinco minutos después de que el chileno de los erizos Nino Rojas le había quitado los ceros al marcador.

"Te golpea en un momento la cabeza, pero el apoyo del grupo, de los compañeros te ayuda a levantarte, es raro, es algo que no me había pasado y menos en estas circunstancias, de darles el empate a un grupo y más en este momento que pasamos, que necesitamos los tres puntos sí o sí", comentó Salvatierra.

El lateral derecho no oculta que se sintió mal por esa acción circunstancial.

"Lo conversé con Patrick y los dos pensamos lo mismo, era una pelota que venía alta, en realidad yo pensé que me iba a pasar, pero tengo la desdicha que el viento la baja un poco, me pega en la cabeza y entra", recordó.

Y agregó: "Fue una jugada de mala suerte y el viento nos juega una mala pasada. Es el primer autogol de mi carrera y me pasa en un día que necesitábamos los tres puntos y estábamos en casa".

Sin embargo, él sabe que cualquier defensor está expuesto a introducir la pelota en su propia portería en cualquier momento.

"La idea siempre es que sean los menos posibles en toda la carrera, lamentablemente me toca aprender de eso, lo hablé con Patrick y es una jugada extraña", recalcó.

Salvatierra admite que el empate del sábado (1-1) contra los Toros del Norte en un principio golpeó un poco a los manudos.

Sin embargo, los demás resultados, como el empate de Saprissa y la derrota de Herediano, hace que las distancias no sean tan largas.

"Ese partido del sábado era para ganarlo, tuvimos bastante opciones y por ahí la mala suerte de que cae ese autogol. Nosotros no logramos concretar las jugadas arriba y obviamente que eso nos amarga un poco el partido, porque siempre jugamos para ganar", destacó.

El carrilero afirma que en la Liga nadie baja la cabeza, a pesar de que considera que los acompañó la mala suerte en las pelotas quietas.

"No nos podemos alarmar, son pocos puntos para entrar en zona de clasificación, falta la segunda vuelta y poco a poco el grupo va tomando la idea del profe, lo que se quiere, cada vez se ve mejor toque de balón en el equipo, los relevos se hacen bien y eso para la segunda vuelta va a ser importante para puntuar", citó Salvatierra.

Para él, lo único que le falta a la Liga es tener un poco más de calma.

"Partido a partido se ve mejor el grupo, se ve mejor cada vez ese toque de pelota, más tranquilidad, más armonía a la hora de crear las jugadas y creo que la segunda vuelta va a ser más agradable por haber entendido la idea del profe", reseñó.

Por su parte, Patrick Pemberton indicó que esas jugadas no se esperan nunca.

"Salvatierra es un gran jugador, él quería despejar la bola y hay muchos detalles que influyen, muchos factores, como el viento y se termina en autogol, pero no podemos enfrascarnos más en lo que sucedió y tenemos que ver que el equipo fue al frente, buscó darle vuelta al marcador, pero desafortunadamente no se pudo", destacó el guardameta rojinegro.