Por: Johan Umaña V. 29 julio, 2014

jumana

Ramón Núñez ya es jugador de la Liga oficialmente. | MELISSA FERNÁNDEZ
Ramón Núñez ya es jugador de la Liga oficialmente. | MELISSA FERNÁNDEZ

Rámón Núñez será el sétimo jugador hondureño en colocarse la camisa rojinegra. Llega después de un fichaje enredado, con dudas respecto a su estado físico y con la obligación de mantener la buena imagen que sus compatriotas han dejado en Alajuelense.

Los feligreses manudos han celebrado 53 goles de color catracho. Después de Juan Carlos Espinoza, quien tuvo un paso fugaz y de poca participación, todos los hondureños han dejado una buena huella en la casa eriza.

El delantero Dolmo Flores tuvo una altísima media de goles con 11 tantos en 24 partidos oficiales por el campeonato nacional (20 encuentros) y torneos internacionales (cuatro).

Ciro Castillo marcó siete goles en sus 38 juegos (36 por el torneo tico y dos internacionales).

Mientras que Nahamán González fue el que más duró en las tiendas erizas: jugó entre 1995 y 1997, con 104 partidos (93 locales y 11 internacionales) y seis goles.

Después pasó Emil Martínez. Jugó solo 24 partidos, en los que marcó cuatro goles, pero la Liga quedó agradecida con un veloz enganche que mostró mucha capacidad en el estadio Morera Soto.

Jerry Palacios, que aún sigue en la institución, es el hondureño –en cuanto a goles– más productivo para la Liga y en el fútbol costarricense: en 54 partidos ha marcado 25 anotaciones. Tres de esas importantísimas, pues han sido en partidos cruciales de Concachampions .

Núñez, conocido como Principito, tendrá un año de contrato para lucirse. Eso sí, el entrenador Óscar Ramírez auguró que le tomará hasta mitad del Invierno acomodarse para pelear por la titularidad. Estadística de Gerardo Coto.