Por: Diego Bosque 13 marzo, 2014

La famosa rotación y planificación anunciada por la Liga Deportiva Alajuelense falló en la hora decisiva. Los manudos no lograron, el lunes pasado, la victoria ante el Árabe Unido de Panamá y ayer mostraron su peor versión en Limón ante La Tromba.

Estos dos episodios comprometen la clasificación manuda en la Liga de Campeones de la Concacaf y lo alejan de la cima del Campeonato de Verano.

El equipo de Óscar Ramírez se estancó en 21 unidades y cede terreno ante Herediano y Saprissa.

Los caribeños no solo humillaron a los campeones nacionales en su patio, lo hicieron ver mal, sin ideas y con poca comunicación entre líneas.

El equipo alternativo de Alajuelense está lejos de ser un cuadro sólido, con lo mostrado en la cancha del estadio Juan Gobán parece que no le alcanzaría para pelear por el campeonato nacional y el torneo regional al mismo tiempo.

Ante Limón, Alajuelense no mostró resistencia.

Jorge Davies y Luis Miguel Valle, llamados a la recuperación de pelotas, protagonizaron un partido para el olvido.

Sin duda, la falta de ritmo pesó en la oncena mostrada ayer por Ramírez.

Alfonso Quesada no logra evitar que el remate de Mayron George (fuera de la imagen) se convierta en el tercer gol de Limón. El atacante limonense redondeó una gran noche frente a los rojinegros. | CARLOS BORBÓN
Alfonso Quesada no logra evitar que el remate de Mayron George (fuera de la imagen) se convierta en el tercer gol de Limón. El atacante limonense redondeó una gran noche frente a los rojinegros. | CARLOS BORBÓN

“No podemos hablar de la rotación o decir que yo tenía dos meses de no jugar, aquí todos representamos a la Liga y estamos obligados a rendir”, dijo Elías Palma, defensor manudo.

“Por este partido no vamos a tirar por la borda todo lo que nos estamos jugando”, agregó el zaguero central.

Confianza. Con la victoria ante Alajuelense los caribeños llegaron a 38 puntos en la tabla acumulada, nueve puntos arriba de Belén FC, que ocupa la última casilla del certamen.

“Hubo actitud y buen bloque entre las líneas de juego, cada uno sabía lo que tenía que hacer dentro de la cancha”, concluyó Diego Díaz, anotador del primero de los goles de Limón en el partido.

Además, con los tres puntos llega a 18 unidades en el Torneo de Verano y se mantiene en la lucha por meterse entre uno de los cuatro clasificados a la siguiente etapa del campeonato.