8 septiembre, 2016
Michael Umaña efectuó ayer por la tarde su primera práctica con Alajuelense, y estuvo cerca de Kenneth Cerdas (izq). | DANIEL SANABRIA, PRENSA LDA
Michael Umaña efectuó ayer por la tarde su primera práctica con Alajuelense, y estuvo cerca de Kenneth Cerdas (izq). | DANIEL SANABRIA, PRENSA LDA

Michael Umaña se convirtió en el fichaje ideal de la Liga para suplir la ausencia de Harold Cummings por lesión y la partida de Johnny Acosta.

En lo que va del Invierno 2016, Umaña jugó 450 minutos con Liberia, misma cantidad de minutos que Acosta sumó con los rojinegros.

Umaña, quien es un año menor que el nuevo defensa de Herediano, tiene características muy similares a las de Acosta, según analizó el exdefensor alajuelense Harold Wallace.

“Que no se malinterprete, no es lo correcto, pero era necesario. La Liga debería ir formando ese tipo de reemplazos, pero al no tenerlos, Michael viene a solucionar ese faltante porque se fue un jugador muy experimentado como Acosta y no quedaba alguien de ese categoría”, expresó el Rapero.

Él fue compañero de Umaña en Liberia y asegura que es un gran profesional, una persona muy disciplinada y con una experiencia muy importante.

“Le va a ayudar a los jóvenes del club”, resaltó.

Wallace señala que Umaña y Acosta son muy parecidos.

“Quizás Johnny tenía un poquito más la lectura de juego, porque ya conocía más la institución a pesar de que tampoco estuvo toda la vida en la Liga, porque llegó hace pocos años (Invierno 2010) y Michael tiene que llegar a eso”.

Sin embargo, está seguro de que a Umaña no le costará acostumbrarse a los rojinegros.

“La experiencia que él tiene no lo va a arrugar, son parecidos”.

Por su parte, Reynaldo Parks también cree que Umaña le aportará liderazgo a Alajuelense.

“Eso lo ha obtenido con su experiencia internacional y mundialista. La Liga tiene un buen equipo, pero necesita un manejo interno, grupal y aportar ideas frescas”, mencionó Parks.

Y agregó: “Umaña y Acosta tienen liderazgo, carácter, pero hacer comparaciones entre jugadores nunca es bueno, porque cada uno es distinto”.