Debido al ingreso de aficionados al terreno de juego en las últimas tres finales, los manudos toman precauciones para el juego de este miércoles a las 7 p. m. en el Morera Soto

Por: Daniel Jiménez 22 diciembre, 2015
Estadio Alejandro Morera Soto, sede de Alajuelense y Carmelita.
Estadio Alejandro Morera Soto, sede de Alajuelense y Carmelita.

Liga Deportiva Alajuelense dispone de 320 oficiales de seguridad privada para evitar la invasión a la cancha por parte de aficionados durante la premiación de la Unafut al campeón y subcampeón nacional, este miércoles.

Raúl Pinto, presidente manudo, afirmó que no se repetirá la historia de las últimas tres finales (una en el Ricardo Saprissa y dos en el Rosabal Cordero), en las que incluso algunos fanáticos agredieron a jugadores rivales.

"En nuestro estadio la seguridad va a ser extrema, queremos mandar un mensaje de tranquilidad a los seguidores que se harán presentes en el Morera Soto y les adelanto que se tendrá una premiación como se debe", comentó Pinto.

Y agregó: "Recientemente hemos sido tres veces campeones en nuestro estadio y la premiación se ha efectuado sin ningún problema. Luego la gente ha entrado, pero el equipo contrario ya no está en el estadio".

Por su parte, el Ministerio de Seguridad dio a conocer que aprobó el plan de seguridad de los rojinegros.

"Tras comprobar que el plan reúne todas las obligaciones que ordena la legislación vigente, Fuerza Pública destinará 400 oficiales, quienes velarán por el orden y la seguridad antes y durante el encuentro; a ellos se suman 200 policías que reforzarán los operativos después del juego y hasta finalizada la celebración, así lo confirmó el Comisario Juan José Andrade, director de la Fuerza Pública", cita un boletín suministrado por Seguridad.

El operativo comenzará a las 3 p. m. en los alrededores del Morera Soto y se contará con oficiales de la Policía Montada, de la Unidad Canina y de la Unidad Intervención Policial (UIP) de la Dirección de Unidades Especializadas (DUE).