Por: Johan Umaña V. 22 abril, 2015

Alajuela. El quedar fuera de las semifinales es algo que simplemente no presupuestan en Alajuelense. Más que el orgullo deportivo, la directiva calcula en hasta ¢220 millones las pérdidas si no se llega a la final.

Así lo detalló ayer el presidente del club, Raúl Pinto, entre palabras de aliento para sus jugadores y deseos de que el equipo consiga los tres triunfos que necesita para no sufrir.

Pinto se refiere al costo que tendría el perderse los siempre lucrativos encuentros de la segunda fase. El cálculo es de ¢110 millones de taquilla por cada juego como local, uno en semifinal y otro en una eventual final.

“Hoy Alajuelense está en el límite. Creo que la suerte ha estado de espaldas y hemos tenido malos arbitrajes. Pero esto es fútbol y creo que tenemos un equipo fuerte, un equipo que puede lograr los tres triunfos que necesitamos”, argumentó Pinto.

Con esa presión de ganar o ganar, la Liga visita esta tarde (a las 2 p. m.) a Limón en el Juan Gobán. Los caribeños ya se salvaron del descenso y no se juegan nada en el Verano, pero seguramente no tendrán ganas de ser trampolín.

Óscar Ramírez habló ayer de la situación de Alajuelense y dijo que no tiene margen para cambiar el sistema del equipo. | FRANCISCO BARRANTES
Óscar Ramírez habló ayer de la situación de Alajuelense y dijo que no tiene margen para cambiar el sistema del equipo. | FRANCISCO BARRANTES

Cambios para Limón. Para el partido de hoy –en parte obligado por las bajas y en parte, por la necesidad– Óscar Ramírez hará varios cambios en la titular.

“Estamos manejando algunas alternativas. Ya en la mañana vimos qué es lo que queremos, practicamos en la cancha y el tema es ir allá a hacerlo de la mejor manera. Sabemos que es un partido que necesitamos ganar para seguir peleando por la clasificación, eso está claro.

”Sorpresas... Tal vez, en algún momento, pero el estilo no cambia”, argumentó el estratega.

Machillo tendrá que sustituir a Johan Venegas, quien está en recuperación por una fractura en en la nariz, y a José Salvatierra, con otra lesión en la rodilla.

De los demás cambios que planea hacer, se sabe poco. Solo que no modificará el sistema. No hay espacio para eso, dijo Óscar:

“No me alcanza. Yo no puedo llegar a defenderme ni estar inventando. El torneo me toma en un momento en el que necesito puntos y no puedo estar jugando un sistema intermedio, esperando que me ataquen o haciéndome ahí para que me regalen espacios. No puedo cambiarlo”, comentó Ramírez respecto a la estrategia para sus últimos tres juegos en la fase regular del campeonato (Limón, Herediano y As Puma).

Lo positivo es que regresa el goleador del equipo, Jonathan McDonald, quien no estuvo en la derrota ante Carmelita por acumulación de amarillas.