Ariel Rodríguez, volante liguista, adelanta que el técnico Hernán Torres trabaja, tras bambalinas, un esquema diferente a lo mostrado, con la idea de sorprender al adversario.

Por: Ferlin Fuentes 19 diciembre, 2015
Clásico Nacional: Alajuelense vs. Saprissa
Clásico Nacional: Alajuelense vs. Saprissa

En Alajuelense no existe la idea de especular en el primer cara a cara ante el Saprissa, mañana a las 5 p. m. en Tibás, en la ida de la final del Invierno.

El plan manudo se centra en salir de la Cueva con una victoria que les permita manejar el juego de vuelta, que se jugará el próximo miércoles, a las 8 p. m., en un estadio Alejandro Morera Soto a reventar.

Ariel Rodríguez, volante liguista, adelanta que el técnico Hernán Torres trabaja, tras bambalinas, un esquema diferente a lo mostrado, con la idea de sorprender al adversario.

"Lo mejor para nosotros es ganar, sin que eso signifique confianza; el profesor va a plantear eso. Él nos tiene preparado algo distinto de lo que hemos venido trabajando y ya lo jugaremos, pero vamos a jugar de tú a tú, no hay duda", adelantó el volante de contención.

Por su parte, el delantero Jonathan McDonald señala que la Liga no tiene por qué ser calculadora o mucho menos temerosa para afrontar este duelo ante su archirrival.

El goleador explica que el último juego disputado en ese estadio, en que los manudos ganaron 1-2, es un fiel reflejo de lo que puede ser el duelo de mañana.

"Hemos hecho buenos partidos en ambos escenarios, por ejemplo, en el Saprissa logramos un resultado positivo. Aunque se puede decir que fue un tiempo para cada equipo, la Liga no llegó con reservas; fue un bonito juego", indicó McDonald.

Los manudos no quieren dejar nada al azar, saben de las virtudes del rival, por eso resaltan las individualidades moradas, capaces de volcar una serie.

Incluso, en Alajuela no ven como ventaja la posible ausencia de Deyver Vega y David Guzmán.

Tampoco que Christian Bolaños haya quedado fuera tras ser expulsado en Heredia.

Darío Sierra, asistente técnico de Alajuelense, explicó que no deben partir de las dolencias del rival, sino de las virtudes propias del plantel de Alajuelense.

"Debemos preocuparnos más por el juego que nosotros podamos hacer, no tanto por lo que pueda pasar en el rival. Si tienen bajas, también tienen material para suplirlas, porque su planilla es amplia", dijo Sierra.

Alajuelense quiere un buen resultado para manejar el último juego en su casa, con su gente.

En el plan manudo está la idea de salir de la Cueva con una victoria que les permita manejar el juego de vuelta, que se jugará el próximo miércoles, a las 8 p. m., en un estadio Alejandro Morera Soto a reventar. La dirigencia reporta el 50% de entradas vendidas con espacios numerados agotados.