Por: Ferlin Fuentes 21 septiembre, 2015

El juego del próximo miércoles en el Rosabal Cordero, ante el Herediano a las 8 p. m., es vital en la aspiración manuda para rematar la ventaja en la cima ante su inmediato seguidor.

Mauricio Montero con la marca de Luis Sequeira. | JOSÉ CORDERO
Mauricio Montero con la marca de Luis Sequeira. | JOSÉ CORDERO

Alajuelense ya marcó con un check uno de sus objetivos a corto plazo: finalizar la semana, con el juego de ayer ante la U, con una marca perfecta de nueve puntos. Ahora va por otro, derrotar al Team para aumentar la ventaja a seis puntos y así emprender una fuga.

El defensor Ariel Soto dice que es necesario llevar las cosas paso a paso.

“El juego contra Herediano tiene relevancia para nosotros. Además de ser todo un clásico, para nosotros significa la oportunidad de escaparnos en el primer lugar; ellos van a querer darnos cacería”, dijo Soto.

El atacante Jonathan McDonald señala que el duelo ante los florenses empezó a jugarse desde ayer, ya que no había motivo para desgastar al equipo de manera excesiva ante la UCR, pues el duelo del miércoles será de elevada tensión y un gran botín.

Por esa razón, más el desgaste de jugar a pleno mediodía ayer, los manudos tuvieron que ceder la creación en ofensiva y ocuparse más por defender.

“Son riesgos que se corren. Hay que saber administrar las cargas. El clásico fue un partido muy duro en lo físico y Pérez Zeledón también”, dijo McDonald.