Por: Daniel Jiménez, Miguel Calderón S. 16 diciembre, 2015

Si Limón tenía la ilusión de lograr anoche una proeza, la Liga le recordó en apenas 22 minutos que la hazaña sería imposible y que el Morera Soto se respeta.

Los manudos, líderes del Invierno, aniquilaron con rapidez esa ambición caribeña por llegar a la gran final nacional.

La Liga se impuso ayer con autoridad ante la Tromba y volvió a ser el equipo contundente y efectivo que arrolló en la primera vuelta del certamen.

El cuadro de Hernán Torres se convirtió en el primer finalista del campeonato invernal a la espera del rival que saldrá del duelo de esta noche entre el Herediano y el Saprissa.

Fue un 3 a 0 que bien pudo tener más goles en la pizarra porque fueron los liguistas los que siempre llevaron el peso y el control del encuentro.

El León, fiel al estilo del estratega Hernán Torres, salió agresivo y con hambre desde los primeros minutos, mientras Limón aguardó en su campo y esperó algún contragolpe para sorprender a la defensa rojinegra.

Muy pronto los erizos buscaron el vértigo y la velocidad de sus atacantes Jonathan McDonald y José Guillermo Ortiz, así como la picardía de Allen Guevara y la proyección de Rónald Marrarita por la banda izquierda.

El tener a Luis Miguel Valle y a Ariel Rodríguez le dio equilibrio y posesión a los locales, que ya en siete minutos habían inquietado el marco de Lewis con un remate por el costado de Guevara.

El plantel de Horacio Esquivel no fue ese cuadro alegre y encarador que conocimos durante el torneo, sobre todo en el Juan Gobán y, por el contrario, la ansias y los nervios le pesaron mucho, además de la presión de tener que ganar para salir vivo de Alajuela y superar la ventaja deportiva.

El festín manudo empezó a los 22 minutos con el centro exquisito de Matarrita a Ortiz, quien definió con comodidad de cabeza al palo izquierdo de Dexter Lewis.

A partir ahí, el juego tuvo una cara. Alajuelense supo matar a Limón en momentos precisos y oportunos del partido, como por ejemplo, con el gol de camerino en la segunda parte, apenas en el 46’ cuando Ariel Rodríguez aprovechó un rebote del meta caribeño para concretar y poner el 2 a 0 en la pizarra. Ya ahí la serie estaba resuelta. La Liga se dedicó a cuidar su resultado y hasta se dio el gusto de llegar al tercer gol con un contragolpe fulminante que se armaron entre McDonald, Discua y Guevara. 3-0 en 69 minutos.

El resto del tiempo fue de trámite. Alajuelense ratificó por qué fue el líder en la tabla y su deseo de lograr la 30 está más cerca.

Si Limón tenía sueños de lograr anoche una proeza, la Liga le recordó en apenas 22 minutos que la hazaña sería imposible y que el Morera Soto se respeta.