Johnny Acosta, Patrick Pemberton y Luis Miguel Valle están en Venezuela con la Selección.

Por: Steven Oviedo 2 febrero, 2016
El técnico Javier Delgado considera que ha sido un problema cambiar la alineación en todos los juegos.
El técnico Javier Delgado considera que ha sido un problema cambiar la alineación en todos los juegos.

Francisco Barrantes

El cuerpo técnico de Liga Deportiva Alajuelense analiza la posibilidad de que sus seleccionados nacionales, que se encuentran en Venezuela, tengan participación ante el Santos de Guápiles este jueves.

Hoy serían titulares con la Tricolor ante los venezolanos, el defensor Johnny Acosta, el guardameta Patrick Pemberton y quizás el volante de contención Luis Miguel Valle.

"Vamos a estar muy atentos de lo que pase en el partido de la Selección, tenemos que ver el desempeño de Patrick Pemberton, Johnny Acosta y Luis Miguel Valle, esperando que no haya ninguna lesión y analizar lo del viaje", explicó Javier Delgado, director técnico de Alajuelense.

La delegación tricolor que se encuentra en suelo venezolano llegará al país este miércoles a las 10 p. m. y los manudos juegan este jueves en su casa ante el Santos de Guápiles, a las 8 p. m.

Por la ausencia de Acosta y las lesiones de Kenner Gutiérrez (rodilla) y Harold Cummings (mano derecha), los manudos utilizaron ante Belén al joven zaguero Esteban Marín, hermano del exdefensor Luis Antonio Marín.

"Esteban Marín demostró que está preparado para actuar en Liga Deportiva Alajuelense. Dicen que una golondrina no hace verano y él tiene que ir reafirmando su nivel en las oportunidades que tenga", añadió Delgado.

Los manudos están a la espera del pase internacional del delantero argentino Hernán Rivero para que pueda ser utilizado ante los santistas. Además, ya pueden contar con el delantero Jonathan McDonald luego de su sanción de tres fechas, pero no tendrán al hondureño Carlos Discua.

Con respecto al juego ante el Santos de Guápiles, Delgado considera que deben aprovechar la falta de ritmo de los caribeños, quienes no jugaron los primeros tres partidos (Pérez Zeledón, Saprissa y Cartaginés) debido a una deuda con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).