Por: Daniel Jiménez 17 abril, 2016
El aficionado a Saprissa Víctor Manuel Brenes celebra un gol ante la Liga el 13 de mayo del 2015 en La Cueva. | JONATHAN JIMÉNEZ
El aficionado a Saprissa Víctor Manuel Brenes celebra un gol ante la Liga el 13 de mayo del 2015 en La Cueva. | JONATHAN JIMÉNEZ

El fútbol debe sentirse y si hay alguien que lo vive de manera intensa, es el aficionado al Saprissa Víctor Manuel Brenes Vargas, el popular Losilla.

Él es un verdadero fanático de “sangre morada” y aunque es muy conocido, volvió a estar en boga esta semana al ser protagonista de un emotivo comercial de Saprissa, que se viralizó en minutos el miércoles pasado en redes sociales.

Brenes, de 63 años, tiene problemas de vista; solo ve un 20%, por lo que desde su ubicación en el estadio, en platea este, no puede observar el compromiso.

Al ferviente seguidor del Monstruo es fácil ubicarlo en el estadio por su particular bandera morada y su radio, su inseparable amigo durante los 90 minutos de cada partido.

A Losilla se le eriza la piel con cada gol y reconoce que sentir el partido con el corazón, es la parte más bonita de este deporte.

“Yo vivo mis emociones gracias a lo que puedo sentir. No tengo limitante para gozar de los partidos”, dijo Brenes.

El hincha del campeón nacional asiste a todas las jornadas de local desde su juventud y ahora va acompañado de su hijo Luis Alberto Brenes, de 36 años.

Escucharlo hablar de sus momentos de éxtasis en Tibás es apasionante, los retrata con tal intensidad como si estuviera pasando en este preciso momento.

El vecino de Desamparados se acuerda de cada título conseguido en el hogar de los saprissistas y cómo los festejó.

Dice haber celebrado hasta más no poder el cetro de Concacaf, los campeonatos nacionales y los triunfos sobre la Liga.

Por cierto, afirma que ya está preparado para el clásico de este domingo ante Alajuelense, aunque reconoce sentirse nervioso.

“Para este tipo de partidos me pongo muy ansioso, más que no podemos perder con nuestro archirrival. Cuando eso pasa me pongo muy mal de salud; me enfermo todo”, manifestó.

Brenes considera que la S llega con ventaja a este choque, que no se va a perder, pues ya tiene campo garantizado en platea este, gracias a que el club le obsequió lugares en esta localidad por diez años desde el 2014.

El desamparadeño tiene ese apodo en honor al exjugador tibaseño Carlos Losilla, quien también militó con Ramonense.

Etiquetado como: