Por: Fanny Tayver Marín 12 septiembre, 2016
José Guillermo Ortiz intenta superar a Freddy Álvarez. | JOSÉ CORDERO
José Guillermo Ortiz intenta superar a Freddy Álvarez. | JOSÉ CORDERO

El atacante José Guillermo Ortiz está en problemas con la afición de Alajuelense.

Cuando se anunció que iba de titular, en el Morera Soto se escuchó una silbatina, ya que existe la duda de si el futbolista firmó o no con Herediano para jugar ahí a partir de enero.

El ambiente parecía que estaba tranquilo, pero en los últimos minutos del primer tiempo llegó un momento en el que todo se descompuso y quedó en evidencia que la relación entre Ortiz y la afición está rota.

Desde las gradas surgieron reproches para el 21 liguista, que se volvió y respondió, algo que les cayó muy mal.

Sin dar muchas declaraciones, Ortiz aseguró que lo único que hizo fue levantar su pulgar.

El vicepresidente de Alajuelense, Aquiles Mata, aseguró que se abrirá una investigación para ver qué fue lo que pasó.

La situación no tiene para nada contento al entrenador Guilherme Farinha, quien afirmó: “Parte de los aficionados empezaron probablemente a decir cosas y yo miré que naturalmente él, que es jugador de la Liga, que entrenó muy bien y que quiere jugar con la Liga, respondió a la afición, y ningún jugador mío puede ser mal educado para con su afición”, citó.

El estratega optó por iniciar la segunda parte sin Ortiz y enviar al terreno de juego al argentino Lucas Emmanuel Gómez.

¿Por qué se dio tan rápido el cambio de Ortiz, que fue al medio tiempo?

Ortiz hasta determinado momento estaba siendo un jugador muy útil para el equipo, pero parte de los aficionados empezaron probablemente a decir cosas y vi que naturalmente él, que es jugador de la Liga, que entrenó muy bien y quiere jugar con la Liga, le respondió a la afición. Ningún jugador mío puede ser mal educado con su afición, no lo admito y miré que el señor Ortiz habló probablemente cosas no simpáticas para la afición. Soy una persona que defiendo que tanto el cuerpo técnico como jugadores deben respetar a su afición, por tanto fue por esa razón y porque estaba totalmente desconcentrado, entonces realicé el cambio.

¿Cómo vivió su regreso al banquillo manudo?

Con mucha emoción, con una satisfacción muy grande. Estaba lloviendo y llegaron muchas personas, los aficionados entonaron mi cántico, sentí el cariño de la afición para mí, para el equipo técnico y para mis jugadores. Debemos trabajar más para conquistar más a la afición porque nosotros trabajamos para ellos. El equipo aún no está como yo quiero, pero los tres primeros puntos ya están.

¿A qué aspira en la segunda vuelta?

Queremos ganar la segunda vuelta, queremos estar muy cerca del segundo lugar para después atacar ferozmente al primero. En mi cabeza no hay otro pensamiento. Sabemos que tenemos a un Saprissa muy motivado, muy fuerte, jugando muy bien, no será fácil, pero yo no desisto para nada.

¿Qué le dice la cantidad de llegadas de la UCR?

Nosotros sabíamos que la UCR, porque yo la conozco muy bien, no iba a ser nada fácil; ganarle a Farinha y a la Liga era como ganar un campeonato, pero el que ganó fue la Liga. Hay una cosa, es que jugamos con diez y no entiendo cómo es que expulsan a Cheché (Juan de Dios Hernández) y no se expulsa al jugador de la UCR (Freddy Álvarez). No entendí, pero quedamos con diez, naturalmente fue una de las razones para que la UCR despertara un poco porque al 3-0 la UCR estaba prácticamente muerta. Vino la expulsión de nosotros y quedamos con 10, entonces levantó un poco la moral de la UCR, pero como ético y respetuoso que soy, quiero felicitar a la UCR por la forma brillante y la forma en que luchó este partido; no fue nada fácil para nosotros.